Sucesos

Horrenda venganza contra niño

* Asesina a machetazos al hijo de seis años de sus patrones, y antes de marcharse también lesionó a un joven

José María Centeno

EL RAMA

De un machetazo que le afectó la cabeza y el cuello fue salvajemente asesinado el niño William Villalta Masís, de seis años, hijo del matrimonio integrado por Elba Masís y Daniel Villalta.
El autor del crimen fue Wilmer López, de 27 años, alias “Cuero de León”, quien era trabajador de Daniel Villalta, padre de la criatura inocente. Los hechos ocurrieron a las ocho de la noche del miércoles, en el poblado de La Esperanza, distante a ocho kilómetros de Ciudad Rama, sobre la salida a Managua.
Doña Elba Masís relató sin contener el llanto que ella vio que Wilmer entró a la otra casa, donde hay una quesera, a orillas del río Siquia. En ese instante también entró Henry Antonio Araica Morales, de 18 años, quien también laboraba para la fábrica de queso, y detrás iba el pequeño William.

Ausencia la alertó
“Yo escuché una bulla, pero no le puse importancia. Me llamó la atención de que ya habían pasado 20 minutos y mi niño no regresaba, por lo que fui a la quesera, a ver qué le pasaba al niño. Cuando iba llegando, vi que salió corriendo el asesino, pero todavía no estoy ni imaginando lo que pasaba. Seguí caminando y me encontré con la sorpresa… mi niño estaba tirado en el suelo, ensangrentado”, relató la adolorida madre.
Masís agregó que gritó para llamar a Henry Antonio, pero éste no le contestó. Se asomó más cerca del río y pudo ver que el muchacho estaba tirado en el suelo con múltiples machetazos.
“Llamé de inmediato a mis vecinos y a la Policía Nacional para que me ayudaran, y se presentó una guardia operativa, al igual que amistades, para ayudarme”, agregó.
Al llegar la Policía se comprobó que el niño estaba sin vida, pero Henry Araica no estaba muerto, por lo que sus amistades y familiares lo trasladaron de inmediato al Hospital de La Esperanza, donde los médicos y enfermeras le aplicaron puntadas en aproximadamente diez heridas en la cabeza, hombro izquierdo, espalda y brazos.
La Policía Nacional y el médico forense levantaron el cuerpecito de William y lo llevaron para su casa, donde fue examinado minuciosamente.
El pequeño presentaba un machetazo en la parte trasera de su cabecita, que le partió el cuello y parte de la bóveda craneal, así como una estocada en el rostro y otra en el cuerpo.
Según el médico forense, el machetazo provocó que el niño muriera de forma instantánea. Y mientras en casa de los padres de William éste es velado, en el hospital de La Esperanza el joven Henry es atendido por varios médicos que hacen todo lo posible para salvarle la vida, sin tener que remitirlo a otro centro asistencial.
La Policía Nacional montó un fuerte operativo con tranques en diferentes puntos de entradas y salidas de Ciudad Rama y otros poblados, para evitar que el asesino se aleje de la zona y sea puesto tras las rejas a la mayor brevedad posible. Al lugar del crimen se hicieron presentes los representantes del Ministerio Público para colaborar con la Policía Nacional en las investigaciones correspondientes.

¿Para vengarse del padre?
Hasta el momento nadie sabe las causas que llevaron a Wilmer López, “Cuero de León”, a cometer tal salvajada. Lo único que se comenta es que el victimario era trabajador de los padres del niño asesinado, pero que recientemente don Daniel lo echó de la finca donde laboraba, por razones desconocidas.
Esto hace presumir que se trata de una venganza, pero esta versión no está confirmada. El Ministerio Público y la Policía Nacional investigan las causas.
La población se encuentra consternada ante tan macabro hecho contra el niño, quien a sus seis años de vida cursaba el primer grado de primaria en el Colegio Nuestra Señora de Fátima, de Ciudad Rama.