Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

El viernes sentenciarán a profesor
El próximo viernes, la juez Sexto Local Penal de Managua, María Iveth Pineda, notificará sentencia para el profesor Ricardo Antonio Meléndez Loáisiga, quien fue declarado culpable de la presunta autoría de acoso sexual en perjuicio de un menor que ahora tiene 16 años, pero cuando ocurrieron los hechos, en 2005, tenía 13 años. El fiscal Rolando Zapata solicitó una pena de dos años de prisión para el maestro, mientras que la defensa pidió un año, pero será hasta el viernes que la judicial se pronunciará atendiendo a agravantes y atenuantes. Los hechos acusados ocurrieron en el Colegio “Gabriela Mistral”, cuando supuestamente el maestro le preguntó a su alumno si tenía vellos y de qué tamaño tenía el pene, luego de que se sacó el miembro para invitar al niño a “tocarlo sin miedo”, sin embargo, el educador mantiene su declaración de inocencia.
Doce años de presidio para “traga-óvulos”
Después de que Róger Antonio Prado Amador se declaró culpable del delito de transporte de 90 óvulos con 1,126 gramos de heroína, el juez Octavo Penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, lo condenó a la pena de doce años de presidio. Según la acusación, el nicaragüense arribó al país en avión procedente de Panamá a las ocho de la noche del 10 de junio, fue abordado por una oficial de Policía que le revisó sus maletas, pero como lo observó inquieto le preguntó que si estaba enfermo, el sospechoso dijo que no, pero sí cansado, por lo que fue llevado al Hospital “Carlos Roberto Huembes”, donde le hicieron radiografías que denotaron cuerpos extraños que finalmente expulsó gracias a un laxante.
Arrancó juicio para “Los Monaguillos”
Este 21 de septiembre culminará el juicio oral y público para Eliécer Xavier Rojas y Oscar Orlando Obando, quienes junto a Carlos Bonilla, aún prófugo, fueron acusados por la supuesta autoría del asesinato de Danilo José Morales, de 19 años, quien falleció a consecuencia de dos estocadas en el pecho, además de varias pedradas y puntapiés, el 24 de junio, al ser atacado por los miembros de “Los Monaguillos”, que se enfrentaron a “los del tope”, ese día. Un familiar de la víctima denunció ayer que el día que arrancó el juicio, el prófugo estaba en los juzgados, pero la Policía no lo capturó porque presuntamente es un menor de edad.