Sucesos

Policía ebrio mata a joven parroquiano

* Lo encontró en un bar, y al verlo sólo le dijo: “Vos sos el ladrón de La Dalia”, y le disparó * Al parecer, el agente actuó en venganza, porque anteriormente había sido agredido por un compinche de la víctima

Francisco Mendoza

MATAGALPA
Un policía que pidió permiso para buscarle solución a la enfermedad que padecía su mujer, mató de un balazo en la cabeza a un ciudadano que estaba en un bar que funciona de forma ilegal, quien supuestamente pertenecía a una banda de antisociales que opera tanto a nivel nacional como centroamericano.
Francisco Javier Rojas Romero, de 19 años, fue ultimado de un balazo en la cabeza que le propinara el policía Teodoro Ortega Flores, en el bar de Rumaldo Timoteo López, ubicado en el poblado de La Dalia, el que según la Policía funciona de manera ilegal.
Los hechos se registraron cuando al bar se presentó el agente, quien es originario del municipio de Juigalpa, departamento de Chontales, vestido de civil, debido a que horas antes había pedido permiso para solucionar un problema de enfermedad de su esposa.
Una voz y una detonación
El oficial pidió consentimiento al dueño del bar para ir a orinar, a lo que recibió una respuesta positiva, pues es conocido, pero a los pocos minutos se escuchó una voz y al instante sonó un balazo.
Las investigaciones señalan que cuando el policía se dirigía al urinario, en unas de las mesas se encontró con Francisco Javier, a quien sólo le manifestó: "Vos sos el ladrón de La Dalia", acto seguido le realizó el disparo con la pistola que portaba, el cual le penetró en la parte del temporal derecho, con salida en el occipital izquierdo, que le causó la muerte de forma instantánea, según el doctor Sergio Narváez, quien atendió el caso.
Rumaldo Timoteo, quien ahora se ha convertido en el principal testigo del hecho sangriento, debido a que se registró en el bar de su propiedad, confirmó que después de autorizar al policía, que al parecer iba con sus buenos tragos entre pecho y espalda, sólo escuchó la frase: "Vos sos el ladrón de La Dalia", acto seguido oyó el disparo, luego vio salir al agente que vestía de civil tranquilamente, como si nada había sucedido, por lo que se fue a ver a la sala que sirve de bar y vio a Francisco Javier tirado en un charco de sangre, ya sin vida.
Las investigaciones que se han realizado hasta el momento sobre las supuestas causas que llevaron al policía a terminar con la vida de Francisco Javier Rojas Flores, señalan que hace un año el agente fue herido con un cuchillo por el sujeto Noro Zeas, quien jefeaba una banda de delincuentes que operaba tanto en Nicaragua como en Honduras y Costa Rica. Actualmente éste cumple una pena en el Sistema Penitenciario Nacional.
En esa ocasión, el ahora occiso acompañaba a Francisco Javier, por lo que se presume que también pertenecía a esta peligrosa banda, pero además se cree que el policía al reconocerlo como uno de los sujetos que acompañaba a su agresor, le disparó en venganza por lo que le habían hecho.
La Policía continúa con las investigaciones sobre este hecho sangriento para conocer las causas que llevaron al agente a terminar con la vida de Rojas y el paradero de Teodoro Ortega Flores, para que enfrente la justicia por el delito cometido.