Sucesos

Suceso Departamentales


Arrollado por ambulancia sucumbe en hospital
Alberto Cano / DIRIAMBA, CARAZO
Víctor Manuel González, de 53 años, falleció en el Hospital “Lenín Fonseca”, hasta donde fue trasladado después de haber sido arrollado por una ambulancia de la Cruz Roja de Carazo, en la salida a Diriamba, cuando los socorristas se dirigían a cubrir una emergencia. Autoridades policiales informaron que el infortunado, quien transitaba aparentemente en estado de ebriedad, intentó cruzar la carretera, sin percatarse que la unidad de rescate, conducida por Oscar Antonio Lara, de 48 años, se movilizaba de sur a norte, y fue en ese momento cuando se produjo la tragedia. Una brigada de rescate de los bomberos se presentó al lugar minutos después del suceso y trasladó a González al Hospital Santiago, donde los médicos dijeron que nada podían hacer, por lo que fue llevado a la capital, donde de todas maneras el transeúnte murió. El chofer de la ambulancia, que fue detenido después de las indagaciones, fue puesto en libertad, pues se determinó mediante el croquis del accidente y la versión de los testigos que fue el diriambino quien se interpuso a la ambulancia.
Investigan muerte por ahogamiento
Alberto Cano / JINOTEPE, CARAZO
Las autoridades policiales en este departamento siguen las investigaciones por la extraña muerte del joven Eddy Antonio García Campo, de 21 años, el que supuestamente murió ahogado el martes en las playas de Tupilapa, hasta donde llegó en compañía de varios amigos que después de la tragedia sólo llegaron a la casa del difunto a decir que García estaba muerto y no ofrecieron más detalles. Patricia Argentina García, hermana del difunto, dijo a las autoridades que después del mediodía del martes, Jairo Muñiz fue a sacar a su hermano de su casa, ubicada en Dolores, y fue éste mismo uno de los que luego llegó a comunicar la trágica noticia y sólo se limitó a decir que el cuerpo estaba en La Boquita. Al llegar a este lugar, dijo la señora García, lo que informó la Policía es que el cuerpo aún no aparecía y que estaban buscando en el sitio donde se presume que el joven fue arrastrado mar adentro. Según la Policía, no existe una versión clara de lo sucedido, porque mientras unos afirman que el mar arrastró al joven, otros aseguran que se ahogó y hasta ahí, por lo que “estamos pidiendo que el caso sea investigado”, dijeron los familiares del caraceño, cuyo cadáver hasta ayer seguía sin aparecer. Autoridades policiales informaron que están investigando el caso y por el momento se espera que se localice el cuerpo para enviarlo a Medicina Legal y determinar si murió por ahogamiento o por mano criminal.
Asalto casi se convierte en homicidio
Alberto Cano / JINOTEPE, CARAZO
El taxista Marvin Porfirio González Bojorge, de 25 años, casi muere asfixiado en la cajuela del taxi con el cual labora, después que dos sujetos lo asaltaron en el kilómetro 55 de la carretera Santa Teresa-La Conquista. Según la Policía, González se movilizaba en el taxi blanco, placa CZ 4239, y en la salida a Jinotepe, muy cerca de Agrimersa, en Jinotepe, fue abordado por dos sujetos que le pidieron un viaje expreso a La Conquista, pero lo que pretendían era dejar al pobre obrero del volante sin nada. Según el taxista, casi al llegar a La Conquista, uno de los sujetos que viajaba a su lado sacó un cuchillo y lo amenazó para obligarlo a descender del carro; luego le sacó la cartera, en la que portaba 400 córdobas, su licencia de conducir y la cédula, lo ataron de pies y manos, y lo introdujeron en la cajuela del vehículo, donde pasó largo tiempo hasta que a los pobladores les llamó la atención el carro abandonado, llamaron a la Policía y el gran susto fue escuchar los quejidos del pobre taxista, que por un poquito más y muere asfixiado después que los delincuentes lo dejaron sin dinero.
Sin esclarecer robo en cyber
Alberto Cano / DIRIAMBA, CARAZO
Sigue sin ser esclarecido el robo que realizaron en el Cyber Job, en Diriamba, de donde los maleantes cargaron con cinco computadoras valoradas en 4 mil dólares. Alberto José Zapata Ramírez, propietario del negocio, dijo que los asaltantes penetraron al lugar forzando el candado, el cual también se llevaron, al parecer para no dejar ninguna pista a la Policía. Según Zapata, no escucharon ruidos. El golpe fue duro porque las máquinas robadas fueron sacadas con todo y sus accesorios, dijo el afectado.