Sucesos

Suceso Departamentales


Libertad para pagar o suicidio en la cárcel
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
En las cárceles preventivas de la Policía de Juigalpa se encuentra detenido Luciano Oporta, por un apremio corporal, después que realizara un préstamo a una institución financiera, y al no poder pagar la deuda, le embargaron la garantía, la cual resultó ser propiedad de otro ciudadano. Luciano, quien se dedicaba a la venta de lotería para ganarse la vida, se encuentra detenido desde hace tres meses y ha intentado quitarse la vida en cuatro ocasiones, provocándose heridas en el cuerpo, por lo que hoy clama por una libertad condicional para trabajar y pagar su deuda.
Para el subcomisionado Ricardo Hernández, segundo jefe de Auxilio Judicial, este tipo de actitud en un reo altera a los demás internos, y llama la atención de las autoridades. Hernández destaca que Luciano fabrica armas “hechizas” con cualquier objeto, hasta un botón o un pedazo de plástico utiliza para perforarse el cuerpo.
El caso ha pasado a la orden del judicial correspondiente para ver la posibilidad de una libertad condicional para que el deudor pague.
Por apremio corporal, una figura que es similar al arresto, pero que se revierte cuando se subsana la situación que provocó dicha solicitud de la parte interesada, hay once ciudadanos detenidos en las cárceles preventivas de Juigalpa, quienes no lograron pagar deudas a instituciones financieras.
Encuentran artefactos explosivos
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
En la parte alta del río Mayales, cerca de la comarca Aguas Calientes, el campesino Andrés Sequeira Gil localizó varios artefactos explosivos en mal estado, justo a la orilla del caudal, como que habían sido arrastrados por las fuertes corrientes.
Ante la alarma del campesino, se conformó un dispositivo de guardia operativa, encabezado por los subcomisionados Félix Villarreal, jefe de Auxilio Judicial; Gustavo Pérez, de la DAEM, investigadores y un detective de la institución del orden público.
Una vez en el lugar indicado, los uniformados encontraron cinco cargas de cohetes RPG-7; dos propulsores de 14.5, y otro pedazo del mismo material antiaéreo que estaban en mal estado, de acuerdo con el peritaje.
En el terreno los agentes de Auxilio Judicial no descartaron que los artefactos hallan sido arrastrados por las corrientes del río, ya que en ese sector funcionó una base militar en los años ochenta, por lo que descartaron la idea de que se tratara de un buzón de armamento pesado.
Los aparatos explosivos fueron llevados al Quinto Comando Militar, donde zapadores analizaron la peligrosidad de los mismos y determinaron que no había ninguna probabilidad de explosión, porque ya estaban convertidos en chatarras.
Hiere y se da a la fuga
Yelba Tablada / SANTO TOMÁS, CHONTALES
Con una herida en la cara resultó José Javier Sequeira Miranda, de 25 años, quien supuestamente fue atacado por José Ramón Ocón.
El atacante, al ver a su víctima sangrante, se dio a la fuga y se perdió en la calle central de Santo Tomás. El hecho se registró frente a Comercial Sevilla, al momento en que el ahora herido caminaba en compañía de su primo, Darwin Sequeira, bajo los efectos de unos traguitos de licor, cuando de pronto el presunto autor le salió al paso.
Ocón en ese instante sacó un filoso puñal, se acercó a Sequeira Miranda y le manifestó: “Éste era el momento que estaba esperando, encomendate a Dios, porque hoy mismo te mato hijo de p...”.
José Javier, al escuchar la advertencia, junto a su primo quiso huir del lugar, pero su rival le dio alcance y después de propinarle varios golpes en el cuerpo, le “corrió” el puñal por el rostro.
Enseguida, el agresor se marchó caminando tranquilamente, mientras limpiaba la sangre del cuchillo en la tela del pantalón que vestía.
El pobre hombre fue llevado al centro de salud de la localidad, y allí le suplicaba al personal médico de turno que hicieran hasta lo imposible para que su rostro no le quedara como el de un reconocido productor de Chontales.
Este delito de lesiones es investigado por agentes de Auxilio Judicial de Santo Tomás, para dar con el paradero de José Ramón Ocón y responda por el delito cometido en contra de su tocayo, José Javier Sequeira Miranda.