Sucesos

Menor víctima de explosión de granada


SAN CARLOS, RÍO SAN JUAN
El menor Abel Isaac Fajardo Velásquez, de 12 años, estuvo a punto de perder la vida cuando manipuló una supuesta granada de fragmentación, la que afortunadamente explotó en el suelo, pero le causó severos daños en sus pies.
La tarde del pasado sábado, el menor iba a darse un baño y tomó la ropa de un cuarto de la vivienda de su abuela, ubicada en la comunidad de Buena Vista, jurisdicción de El Castillo, en el departamento de Río San Juan, pero entre los trapos se encontró con el artefacto explosivo.
“El chavalo lo tomó como un juguete y lo traveseó, dice que le quitó un alambre (espoleta) y se escuchó la explosión. Yo sólo oí los gritos de mi mamá que decía: ‘Tiraron una granada y mataron a Isaac’”, manifestó su padre, Abel Fajardo Mejía, quien estaba al lado de su hijo después de ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital “Luis Felipe Moncada”, de San Carlos.
¿Llevado por antisociales?
El padre del menor dijo que desconocía la existencia del peligroso artefacto en la vivienda, y aseguró que su familia no ha tenido vínculos con elementos armados, pero recordó que hace unos dos meses antisociales se introdujeron a la vivienda de su madre y robaron, por lo que pudieron haber dejado abandonado el artefacto.
Pese a que en el hospital de San Carlos los médicos hicieron lo que estuvo a su alcance, los graves daños causados en el pie izquierdo del pequeño ameritan una atención especializada, por lo que fue trasladado al Hospital “Fernando Vélez Paiz”, de Managua.
El médico ortopedista Marvin Esquivel explicó que la explosión del artefacto provocó en el cuerpo del menor 35 charnelazos, “pero los mayores daños repercutieron en el pie izquierdo, de donde le desprendieron el tejido y entre dos y tres heridas afectaron la piel, el tejido celular subcutáneo, los tendones, músculos, hasta los huesitos”, apuntó en facultativo.
El doctor Esquivel aseguró que el niño tiene varias lesiones en las piernas y fue intervenido para quitarle los tejidos muertos. Consideró necesario el traslado para cirugía plástica por el manejo del tejido blando, ya que requiere todos los esfuerzos posibles para salvarle el pie.