Sucesos

Atrapan a “celestinas”

* Son dos jóvenes capitalinas que tienen antecedentes en Bluefields y Corn Island de inducir a niñas a prostituirse

Heberto Jarquín

BLUEFIELDS, RAAS
La Policía del municipio caribeño de Corn Island detuvo el lunes a Anielka Carrillo Poveda, de 25 años, y a Heidi Verónica Calderón Quintero, de 21, quienes eran buscadas tras haber sido denunciadas por la madre de una adolescente de 16 años, originaria de Bluefields, a quien supuestamente la estaban induciendo a prostituirse.
El divulgador de la Policía de la RAAS, subcomisionado Rolando Coulson, informó que la menor ya fue rescatada por las autoridades y que las supuestas proxenetas serán procesadas por el delito de corrupción de menores.
“Las señoras Carrillo y Calderón son originarias de Managua y supuestamente tienen antecedentes en un burdel de Bluefields llamado ‘El sin comentario’, que fue cerrado cuando se descubrió que ahí ejercían la prostitución unas adolescentes que ambas trajeron de Managua, con la promesa de conseguirles trabajo”, explicó Coulson.
Investigan más casos de violación
La profesora Leonor Guadamuz, una de las dirigentes de la Red de Mujeres Costeñas Contra la Violencia, informó que están investigando cuatro denuncias de supuesta violación en el puerto de El Bluff, en las que supuestamente las víctimas son niñas con edades que oscilan entre 12 y 14 años.
Guadamuz dijo que siguen investigando la situación de “Wendy”, una niña de cinco años que supuestamente fue abusada por su propio hermano de 23 años, un reconocido adicto a las drogas que reside en El Bluff.
“Wendy” es hermana de “Katia”, la niña de diez años que fue violada en ese puerto por Sydney Owen Malone Bryant, un conserje de la casa pastoral de la iglesia Maranatha, de El Bluff, quien supuestamente abusaba de la pequeña desde hace cuatro meses.
Malone es señalado por vecinos y miembros de su congregación religiosa como un libidinoso que en varias ocasiones trató de abusar de niñas, por lo que ya había sido amonestado por directivos de su iglesia.