Sucesos

“Los Turuwás” fuera de circulación


JINOTEGA
Siete de los once integrantes de la llamada banda “Los Turuwás”, que era el azote de los habitantes de varias comunidades del municipio de El Cua y San José de Bocay, en el departamento de Jinotega, fueron sacados de circulación al ser capturados en un operativo ejecutado por siete fuerzas de la Policía de Ayapal, el pasado seis de septiembre.
El lunes fueron puestos a la orden de las autoridades competentes, según lo confirmó la portavoz de la Policía de Jinotega, subcomisionada Junieth Margarita Cano.
Entre los detenidos se menciona al cabecilla de la banda, de nombre Luis Enrique Zelaya Altamirano, de 23 años, alias “La Virgen”; Abel García Zamora, de 24; Bertel Uriel Zelaya Altamirano, de 18; José Manuel Rivera Cornejo, de 18; Samuel de Jesús Centeno López, de 18; Juan Carlos Cornejo Cruz, de 19; y Miguel Ángel Zelaya Altamirano Rivera, de 19 años.
Queda pendiente de capturar Alexander Rugada Montenegro, alias “Hierba Mala”, a quien se le imputa un asesinato cometido el año pasado en la zona del Caño La Cruz, municipio de El Cua. También está pendiente la captura de Marvin Altamirano, Javier Cornejo Rivera, Moisés Quintanilla Díaz, alias “La Gata”, y Andrés Quintanilla Díaz, alias “Chirima”.
Al menos 20 delitos
La Policía de Jinotega ha determinado, según las denuncias y testificales de 20 personas, que estos sospechosos están vinculados con una veintena de delitos, tales como robos en todas sus modalidades, abigeatos, asesinatos, donde han hecho uso presuntamente de armas de fuego, machetes y hasta pedazos de madera para intimidar a sus víctimas.
Cabe destacar que en julio de este año los pobladores de la zona de Ayapal y comunidades aledañas se reunieron con varios diputados de la Asamblea Nacional, entre ellos los diputados liberales Enrique Quiñónez y Carlos Antonio Noguera, y el diputado sandinista por el departamento de Jinotega, José Ramón Villagra, a quienes les expusieron la problemática de inseguridad y la demanda de mayor presupuesto para la Policía.
Desde entonces se adquirió el compromiso, por parte de la población, de aportar las suficientes pruebas documentales y, por parte de la Policía, de capturar a estos elementos y procesarlos.
De ahora en adelante, según la subcomisionada Cano, el compromiso de la Policía es aportar las suficientes evidencias para que el Ministerio Público tenga los elementos para que haga la acusación y lograr el objetivo de aplicar justicia, ya que hay una gran cantidad de adultos y adolescentes que han sido amenazados de muerte y han perdido sus bienes.
Según se pudo establecer, varios de los detenidos tienen antecedentes y sentencias pendientes por los delitos de robos con intimidación y robos con violencia, al igual que por el delito de asesinato perpetrado el año pasado en la comunidad Caño de la Cruz, donde fallecieron dos personas.
Dentro de su historial delincuencial se pudo conocer que estos sujetos están ligados con una veintena de delitos, y por el momento ya se han recopilado las declaraciones de 20 afectados, quienes reconocen a varios de ellos, mientras se documenta el resto de los delitos que cometían en el municipio de San José de Bocay y El Cua.