Sucesos

Rayo impacta a familia entera

* El propietario de la vivienda murió, y hasta un amigo que había llegado a visitarlo quedó lesionado

Róger Olivas

Un rayo fulminó a un campesino, lesionó a otros adultos y a un niño de doce años, a las cuatro y media de la tarde del domingo último, en la finca El Manantial, sector de la comarca La Cocoroca, a 25 kilómetros al suroeste de El Viejo.
La descarga cayó en el pequeño rancho de Santos Domingo Lacayo, de 36 años, quien murió instantáneamente. Mientras tanto, su esposa, Aleyda Narváez Gaitán, de la misma edad, resultó con golpes en la cabeza y oídos. El hijo de ésta, Cristian Geraldo Mejía Narváez, de 12 años, presenta golpes en una pierna y quemaduras leves; y José Ignacio Castillo, de 56 años, quemaduras leves.
Lacayo será sepultado hoy en el cementerio de El Viejo. Los dos adultos fueron atendidos en el Hospital España, de Chinandega, y el menor en el Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de esta ciudad.
Aleyda Narváez Gaitán relató a EL NUEVO DIARIO que llovía a cántaros, por lo que ella se encontraba junto a su marido y dos hijos en su ranchito de palma, cuando llegó José Ignacio Castillo a solicitar que Santos Domingo Lacayo le leyera unos documentos. “El rayo impactó a mi esposo que cayó boca abajo y murió instantáneamente. Él estaba sin camisa y portaba un reloj, la centella pegó también en don José, por eso ahora está muy mal de salud. El rayo hizo un hueco a una batería de vehículo, dañó un televisor, una radiograbadora y la mitad del ranchito”, lamentó la campesina, quien convivió 13 años con Lacayo.
Darío Hernández, comandante del Cuerpo de Bomberos de El Viejo, lamentó el suceso y recomendó a la población tomar medidas de precaución cuando se registran tormentas. La Alcaldía de El Viejo, a cargo de Germán Muñoz Moncada, donó el ataúd a Santos Domingo Lacayo, quien se suma a la larga lista de muertos por rayos en este departamento.
El año pasado, una centella mató a una tía y a una sobrina cuando quitaban varias piezas de un tendedero en el patio de una vivienda cercana al Ingenio Monte Rosa S.A., en ese municipio, y coincidentemente a un tío y a un sobrino que trasladaban varias reses, en una comarca perteneciente al municipio de Chinandega.