Sucesos

Cae cuarteto que esperaba víctimas


Leoncio Vanegas

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA

El comisionado Héctor Zelaya Zelaya informó que aparatos de inteligencia de las delegaciones de Estelí, Madriz y Nueva Segovia frustraron el último viernes un atraco de camino que pretendió ejecutar una banda organizada, integrada por cuatro sujetos con antecedentes criminales.
Según Zelaya, la banda estaba integrada por Juan Antonio Castillo Herrera, alias “Juan Guindo”; Roberto Dávila Zeas; Marlon Antonio Meneses Navarro y Rómulo Alberto Reyes Ordóñez.
El cuarteto pretendía asaltar al camión repartidor de cervezas, de Licores Bell, así como otros vehículos que, suponían, transportaban dinero entre los municipios de Estelí, Palacagüina, Telpaneca, San Juan de Río Coco, Quilalí y Wiwilí.
Indicó que un comando policial frustró el asalto cuando esperaban a sus víctimas, en el trayecto de la cuesta de La Concepción, jurisdicción de Palacagüina, departamento de Madriz, donde los camiones reducen su velocidad para subir o bajar.
Allí fueron capturados “Juan Guindo” --armado con un fusil AK, Serie 31323, con seis cargadores-- y Roberto Dávila Zeas, quien llevaba un revólver calibre 38 SW, serie 333339 con 14 proyectiles, además de dos pasamontañas, ropa civil, cuatro mochilas, un mazo y un cincel, instrumentos últimos que se presumen utilizarían para abrir cajas fuertes.

“Juan Guindo” con largo historial
Durante el operativo, los otros dos sujetos huyeron, pero no corrieron mucho, porque una patrulla policial los capturó en el empalme de la Shell, de la Carretera Panamericana, cuando se trasladaban en un taxi.
La Policía adjudica a este cuarteto la autoría de otros delitos. Se anexa al expediente acusatorio la amenaza de muerte a oficiales de la institución de seguridad pública.
El alto jefe policial recordó que a “Juan Guindo” se le enjuició en Nueva Segovia por varios asaltos sobre la vía terrestre Ocotal-Jalapa, donde resultó muerto a balazos un expendedor de licor y golpearon a un sacerdote para robarle.
Aunque entonces los investigadores policiales recopilaron pruebas suficientes, la instancia de administración de justicia lo eximió.