Sucesos

De padre irresponsable a potencial parricida


Ernesto García

Guillermo de Jesús Corrales Navarro no sólo fue un irresponsable hace varios meses, al abandonar a su mujer embarazada del hijo que ella dio a luz recientemente, sino que es un asesino en potencia porque intentó matarla ayer martes de un navajazo cerca de la yugular.
Shesya María Flores Dávila, de 26 años, es la mujer que recibió la peligrosa herida a pocos centímetros de la yugular, a manos del padre del último de sus cuatro vástagos.
“No hubo discusión, ella (Shesya) platicó con Guillermo, pero cuando mi hermana se agachó para levantar una chinela, le tapó la boca y la cortó con una navaja”, relató Ester Flores.
Ester, mientras cuida de su hermana en el Hospital “Roberto Calderón”, revela que el parricida frustrado se separó de su hermana hace varios meses. Shesya María Flores es madre de otros tres niños nacidos de una primera relación y cuyas edades oscilan entre los tres y seis años.
Corrales fue capturado y entregado a la Quinta Delegación de Policía por parientes de la víctima, quien habita en la comarca San Antonio Sur, ubicada del kilómetro diez y medio de la carretera Managua- Masaya, dos kilómetros al sur.