Sucesos

Violencia en Nueva Vida deja otra víctima fatal

* Joven que emigró de Loma Linda a esa zona de Ciudad Sandino fue víctima de una pandilla rival de la de su sector

María Mercedes Urroz

Una vez más las pandillas que azotan la zona de Nueva Vida, en el municipio de Ciudad Sandino, dejaron a un joven muerto e hirieron a tres personas.
Orlando Antonio Castro Narváez, de 17 años, fue la víctima fatal de los delincuentes identificados como Carlos Efraín Portobanco Mejía, de 22 años, alias “Portobanco”, y Wilber Antonio Cabrera Martínez, de 18, alias “El Chiki”, quienes cuentan en su expediente con un rosario de delitos y fueron calificados como peligrosos y como el azote de la zona.
Información brindada por un agente de la Policía de la Primera Delegación indica que estos dos jóvenes se dedican al robo, pero cuando no consiguen su cometido, dañan de la peor manera posible. Son miembros de la pandilla de la Segunda Etapa de Nueva Vida, fieras enemigas de la Primera Etapa, donde residía el fallecido.

Sólo a morir...
Orlando Castro salió de su casa, aparentemente a comprar una gaseosa, pero luego pasaría por la casa de su novia. Cuando estaba con su enamorada, de quien se desconoce la identidad, llegaron unos “amigos” y le dijeron que se fueran a la cancha, sin imaginar que sería su final.
Una vecina que se negó a brindar su nombre, dijo que sólo escuchó las detonaciones de las armas artesanales, salió y logró ver al muchacho --Orlando-- que yacía en el suelo, por lo cual intentó ayudarlo, pero los “hombres” seguían haciendo detonaciones, por lo que tuvo que huir del lugar.
Doña Norma Castro, tía del fallecido, resultó con heridas por la lluvia de piedras que lanzaron los delincuentes tras el crimen.
Asimismo, se conoció que un joven al que le llaman “El Cholo” salió lesionado por un impacto de bala, pero éste también fue calificado como delincuente perteneciente a la pandilla de la Primera Etapa de Nueva Vida, y se presume que estaba con el muerto a la hora de los hechos.
Los familiares de Orlando Castro, quienes llegaron desesperados cuando se enteraron de la noticia, apesarados informaron que fue imposible hacer algo por él.
Según el dictamen emitido por el Instituto de Medicina Legal, la causa directa de la muerte fue una hemorragia masiva intratorácica, la causa intermedia, laceración de la vena yugular interna y un pulmón, y la causa básica, herida por proyectil de arma de fuego en la base del cuello del lado derecho.
Vecino nuevo, pero...
Orlando Castro hacía seis meses que se había trasladado a vivir desde el barrio Loma Linda hacia Ciudad Sandino. Información extraoficial señala que fue porque iba huyendo de problemas relacionados con pandillas en aquel sector del suroeste de Managua.
Por su parte, Rolando Reyes, tío de Orlando Castro, dijo que su sobrino no estudiaba, pero trabajaba como pintor y lamentablemente fue víctima de la delincuencia que opera en el lugar.
“Aquí --en Nueva Vida-- todos corremos peligro, ya sea que entremos o salgamos del sector, la vida la tenemos en un pestañar, nos inunda el miedo, ya no podemos más, es difícil, pero ni modo, tenemos que seguir aquí”, dijo Reyes.
Agentes de la Primera Delegación de Policía ocuparon en el lugar de los hechos dos armas de fabricación artesanal, comúnmente llamadas “hechizas”, un vaso con pegamento y por supuesto detuvieron a dos elementos, quienes se presume fueron los que dispararon.