Sucesos

Increíble saña contra campesina

* La violaron, la mataron y dejaron dentro de una laguna; tres días después fue encontrada flotando

José María Centeno

EL RAMA

Mélida Manzanares Mairena, de 45 años, habitante de la comarca La Calientita, a unos 50 kilómetros al noreste de El Rama, salió de su casa rumbo a la iglesia católica de esa misma comunidad, con el fin de realizar la limpieza del templo. Pero antes de llegar a su destino fue interceptada por los sujetos Francisco Sánchez, de 20 años, y Genaro Rocha Díaz, de 40, quienes se convirtieron en sus victimarios.
Los individuos, sin discutir, le propinaron un garrotazo en la cabeza y en la cara, hasta desprenderle tres dientes. La mujer cayó desmayada, pero aun así recibió otro golpe en el brazo izquierdo, que le fracturó esa mano.
Los salvajes arrastraron a Mélida y la llevaron a un monte, donde la violaron, y sin bastarle la saña realizada, la terminaron de matar sumergiéndola en una laguna de tres metros de profundidad.
Para ocultar su delito, Sánchez y Rocha colocaron sobre el cuerpo una troza de madera de tres metros de longitud, para que no saliera a flote y no fuera encontrada. En la escena del crimen Francisco dejó abandonadas una camisa y una gorra de su propiedad.

Niña huyó y narró todo
Una niñita de cinco años, que acompañaba a Mélida, huyó de los delincuentes y logró llegar en horas de la noche a una casa, donde narró lo que le había ocurrido a Manzanares, pero no reconoció a los agresores.
Los vecinos y la familia de la mujer rastrearon la zona, pero fue hasta tres días después que encontraron su cuerpo flotando en la laguna.
La Policía Nacional de El Rama inmediatamente después que fue informada movilizó una guardia operativa al lugar de los hechos y logró la captura de Francisco Sánchez, quien fue remitido a las celdas preventivas de la delegación policial y puesto a la orden del Ministerio Público para que esta instancia lo acuse ante el juzgado correspondiente por su horrenda acción.
El dictamen médico forense confirma que la infortunada fue violada y después asesinada, y rematada dentro de la laguna.
Los pobladores de esta comunidad se encuentran consternados ante este horrible crimen, nunca visto en esta comunidad, mucho menos contra una humilde mujer servidora de Dios.