Sucesos

Desarticulan temeraria banda de “Los Zeas”


Máximo Rugama

ESTELÍ
Tras un intercambio de disparos con una fuerza especial integrada por efectivos de las delegaciones policiales de Madriz, Estelí y Nueva Segovia, fue desarticulada la temeraria banda de delincuentes conocida como “Los Zeas”, que operaba desde julio de 2006.
El teniente Abel Antonio Herrera Castillo, portavoz de la Policía esteliana, señaló que esta banda ha actuado en noviembre y diciembre, cuando existe bastante movilización de comerciantes, trabajadores y productores hacia zonas como San Juan de Río Coco-Madriz, zona altamente cafetalera.
Estos sujetos operaban en combinación con las bandas conocidas como “Los Osegueda”, y “Los Caminantes”, cuyos integrantes ya están en la cárcel.
La particularidad de estas tres bandas es que todos sus integrantes son originarios de Estelí, específicamente de la zona oeste de esta ciudad.
Las fuerzas policiales de las delegaciones de los tres departamentos segovianos realizaron un operativo para terminar con los robos con intimidación a comerciantes y camiones repartidores de la zona norte.
En esa dirección, llevaron un trabajo conjunto de inteligencia, pues tenían conocimiento de que el viernes, los supuestos delincuentes cometerían un asalto a un camión repartidor en el municipio madricense de Palacagüina en el sector conocido como San Pedro, ubicado cuatro kilómetros al este y sobre la Carretera Palacagüina-Telpaneca.
La acción fue organizada y planificada por Ramón Alberto Reyes Ordóñez, ex soldado del Ejército de Nicaragua, de 25 años, originario de Estelí, en el barrio 14 de Abril. Mientras que Roberto Dávila Zeas, de 31 años, originario de Estelí, reside en el barrio “Oscar Gámez II”.
Ocupan armas
También detuvieron a Juan Antonio Castillo Herrera, de 28 años, alias “Juan Guindo”, originario de Estelí, del barrio Villa Esperanza, quien en Ocotal vivía en el barrio Pueblos Unidos; y a Marlon Navarro Meneses, de 23 años, conocido como “El Churri”, originario de Estelí, del barrio 14 de Abril.
Durante el operativo, fueron detenidos inicialmente Roberto Dávila Zeas --también conocido como Roberto Ocampo Zeas--, y Juan Antonio Castillo Herrera, alias “Juan Guindo”, a quienes la Policía les ocupó un fusil AK año 89, serie 31323, sin culata, con cuatro cargadores, que contenían 120 cartuchos y un revólver calibre 38 milímetros, serie 433339, con 13 cartuchos.
Sin embargo, Marlon Navarro Meneses y Ramón Alberto Reyes Ordóñez huyeron del lugar, pero fueron capturados cinco horas después en el momento que pretendían abordar un taxi, que los conduciría de la zona urbana de Palacagüina hacia el empalme conocido como “La Shell”, donde tomarían un autobús con dirección hacia el sur para refugiarse en sus casas ubicadas en la ciudad de Estelí.
En la inspección del lugar donde fueron capturados, las fuerzas policiales les ocuparon a ambos individuos: una mochila verde olivo, una mochila roja Jean Sport, una mochila verde Puma, un bolso azul Gotina. Además, un bolso grande Airespress, una gorra negra, una gorra pinta de la marina del Ejército de Nicaragua, una capucha negra Reebook, y ropa de uso personal.