Sucesos

Un abogado “bailando” en crimen de Rubenia


Ernesto García

Detectives de la Estación Seis de Policía investigan qué relación existía entre el abogado Erwin Antonio Cuadra, la joven Betania Jarquín López y la asesinada Cándida Rosa Cabezas Madriz, cuyo crimen aseguran están “a un paso” de esclarecer.
Cuadra y Jarquín fueron declarados culpables de extorsión porque supuestamente el siete de julio de este año llamaron vía telefónica a un empresario y lo amenazaron con denunciarlo a la Policía si no les entregaba 50 mil dólares, dado que aseguraban saber que se había reunido con Cabezas tres días antes de su deceso, y que él sabía dónde estaban los 100 mil dólares en mercadería que ésta les había robado.
Madriz Cabezas fue asesinada de tres disparos al llegar a la casa que alquilaba, en Rubenia, la madrugada del sábado siete de julio del año en curso.
Un oficial presente
De acuerdo a la denuncia interpuesta por Moisés Delgado Real, amigo de Cándida Rosa, diez días después del crimen, Cuadra lo contactó y le exigió el dinero, pero para su desgracia, el día de la llamada estaba un policía en su oficina, y le contó todo.
Alertada la Policía de lo sucedido, se dispuso seguirle el “juego” al abogado, e instruyó a Delgado llevar el dinero al lugar donde el presunto extorsionista le había pedido.
Una vez en la estación de gasolinera, la víctima colocó los 50 mil dólares en la tina de una camioneta, la Policía filmó a Betania Jarquín, quien retiró el dinero y luego la interceptó cuando huía con el botín en compañía de Cuadra a bordo de una moto.
Durante la audiencia de debate de pena, la Fiscalía pidió al juez Octavo Local Penal, Celso Urbina, que le imponga a Cuadra la pena máxima de dos años de prisión y multa de 21 mil córdobas, y para Jarquín un año y medio y multa de diez mil.
Este lunes por la tarde el juez iba a notificar la sentencia, pero se cortó el fluido eléctrico y tuvo que reprogramar la notificación.