Sucesos

Pleitos familiares o la peor forma de convivir

* Hombre denuncia que cuñado y suegro “le bajaron” dos dientes, después que los invitó a beber licor

Francisco Mendoza

MATAGALPA
Por invitar a su suegro y a su cuñado a tomar licor, un joven campesino de 28 años resultó con dos dientes menos después que sus parientes políticos le dieron una tremenda golpiza.
Este hecho se registró en la comunidad de San Roque, municipio de Muy Muy, cuando Domingo González, pensando que iba a quedar bien con su suegro, Carlos Granados, y su cuñado, Gumercindo, los invitó a tomar licor, sin imaginarse que como pago tendría una golpiza y dos dientes menos.
El afectado, que presentó la denuncia ante las autoridades policiales, aseguró que cuando los tres ya estaban con sus buenos tragos “entre pecho y espalda”, Gumercindo y su suegro lo golpearon, lesionándole diferentes partes del cuerpo, pero su cuñado no lo dejó de golpear hasta que le bajó los dientes, por lo que hoy pide castigo para sus agresores.
Madre, víctima de borracho
Otra persona que enfrenta un grave problema familiar es una anciana, quien pide a la Policía que ponga tras las rejas a su hijo, porque además de ofenderla con palabras soeces, cuando anda en estado de ebriedad, la amenaza de muerte y la echa de la casa.
Este lamentable hecho se registró en el barrio Paz y Reconciliación, de esta ciudad, según la denuncia que fue interpuesta por la anciana Teodora Tercero Ramos, de 77 años, quien dijo que en las primeras horas de la noche se presentó a su vivienda su hijo, Ángel Alonso Tercero, de 38 años, muy tomado, quien la comenzó a ofender y la corrió de la casa.
La señora, que asegura que teme que su hijo cumpla con sus amenazas, dijo que éste antes de marcharse le manifestó que si no salía de la casa, la iban a encontrar muerta, por lo que pide seguridad a la Policía.