Sucesos

Parejita arrestada con droga “destapó” banda delincuencial

* La agrupación de “Los Caminantes”, de la que formaban parte, al parecer ocasionalmente operaba con “Los Osegueda”

Máximo Rugama

ESTELÍ
Con la captura del individuo Jesús Xavier Rodríguez Méndez y su cónyuge, Arcis Melania Matey López, de 27 y 24 años, respectivamente, la Policía logró “desenredar” un largo y complicado historial delictivo de dos bandas de asaltantes que en determinadas circunstancias se unían para cometer robos con intimidación en diversas carreteras de los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia.
Rodríguez figuraba como el jefe de una peligrosa banda de asaltantes de camino que tenía su principal centro de operaciones sobre la vía que conduce de esta ciudad a San Juan de Limay, por la ruta de El Pino, en la carretera que va de Estelí a la localidad de leonesa de San José de Achuapa, y principalmente en el camino que une Palacagüina con San Juan de Río Coco, en el departamento de Madriz, así como en otros sectores que pertenecen al departamento de Jinotega.
Jesús Xavier era quien encabezaba la temida banda de “Los Caminantes”, que en su haber tiene cerca de 20 asaltos.
245 gramos de “mari” en su poder
A Rodríguez y a su compañera de vida las autoridades policiales les incautaron la tarde del martes 245.4 gramos de marihuana en un operativo especial que montaron en el barrio 14 de abril, de esta ciudad, que culminó con el allanamiento de la casa donde la pareja vivía y expendía droga. El inmueble, según las autoridades policiales, pertenece a Arcis Melania.
En el operativo, según el comisionado mayor Marvin Castro, jefe de la delegación policial en el departamento de Estelí, los uniformados incautaron un televisor a colores de 20 pulgadas, con su control remoto, un celular último modelo, una billetera con 530 córdobas y documentos personales, entre éstos una cédula de identidad que Rodríguez tramitó cuando estuvo en Costa Rica.
El detenido, dijo Castro, para evadir a las autoridades siempre se cambiaba de identidad, pues en su agrupación militó hasta un sujeto que se coludió con sus compinches para asaltar hasta a su propia madre, cuando se encontraba en su casa en la comunidad La Estanzuela, jurisdicción de Estelí. En esa ocasión, unos perros frustraron el hecho, pero “Los Caminantes” tienen en su haber al menos 20 robos con intimidación.
La Policía esteliana logró establecer que cuando la agrupación que Rodríguez dirigía planificaba un asalto que ameritaba de numerosos participantes, se unía con la banda de “Los Osegueda”, la cual fue desarticulada la semana pasada por la Policía esteliana, luego que sus tres miembros rafaguearon la camioneta donde se movilizaba un comerciante que se negó a detener la marcha cuando los maleantes le hicieron señal de alto.
En su momento las autoridades policiales le incautaron a “Los Osegueda” dos fusiles AK, abundante cantidad de municiones, pertrechos militares y hasta dos pistolas de plástico que tenían enterradas con otros objetos en la finca “San Diegal”, en la jurisdicción de Estelí.
Esta segunda banda la integraban Bayardo Antonio Hernández Cruz y los hermanos Roberto y Bayardo Osegueda Arvizú. Este último figuraba como jefe y se dedicaba a conseguir las armas y pertrechos, pues los tres miembros tienen experiencia militar ya que pertenecieron a batallones de la llamada Reserva en la década de los 80.
Informante también capturado
Tanto la banda de “Los Osegueda” como la de “Los Caminantes” tenían como informante al sujeto Luis Amado Herrera Moncada, quien residía en la comunidad La Sirena, jurisdicción de Estelí, y ya está en el Sistema Penitenciario Regional Puertas de la Esperanza.
El comisionado mayor Marvin Castro confirmó que Jesús Xavier tiene antecedentes por delitos varios, como hurtos y robos con intimidación. También en su expediente suman delitos de asociación ilícita para delinquir, amenazas y lesiones en 2004, y robo con intimidación en 2007.
Durante dos años, Rodríguez no aparece involucrado en delitos porque estuvo en Costa Rica, país al que huyó porque ya la Policía le andaba “pisando los talones” para llevarlo a la cárcel, pero hay fuertes presunciones de que en suelo tico también cometió delitos, por lo cual las autoridades de ese país centroamericano lo tendrían encartado, y fue cuando retornó a esta ciudad, para volver a sus andanzas.