Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

A prisión por “alcahuetear” y consentir abusos de su amante
Porque tenía la obligación de velar por el bienestar físico y sicológico de su hija de 16 años, quien aparentemente fue violada por su padrastro en múltiples ocasiones durante dos años (2005-2007), fue puesta en prisión la mujer de iniciales M.C.A.N., de 34 años, quien supuestamente en todo momento apoyó a su amante, José Vladimir Fonseca, de 54, pese a que tuvo conocimiento de lo que estaba ocurriendo por boca de la menor, a la que nunca creyó y más bien la “garroteó”, ofendió y corrió de su casa, ubicada en la Comarca El Fraile, en el kilómetro 7.5 de la carretera sur. Hasta ayer, M.C.A.N permaneció bajo arresto domiciliar, pero a petición de la fiscal Silvia Sánchez, la juez Cuarto Penal de Audiencias, Marta Martínez, la mandó a prisión por lesiones en perjuicio de su propia hija. Igual suerte tuvo Fonseca, quien este diez de octubre tendrá que enfrentar a los miembros de un tribunal de jurados por la supuesta autoría del delito de violación, el que se habría configurado en varias ocasiones cuando él, supuestamente armado de un cuchillo, amenazaba a la niña y obligaba a tener sexo con él con la promesa de que su madre no se enteraría. En otras ocasiones, aparentemente, el acusado la golpeaba con un palo antes de tomarla sexualmente.
Hermanos “se van” a juicio con todo y lancha
La juez Segundo Penal de Audiencias admitió ayer todos los medios de prueba que la fiscal Zeyla Buitrago presentó el miércoles para acreditar que Garleska Lucía López Vanegas, de 27 años, y a su hermano, Ilych, de 24, son con probabilidad coautores de transporte ilegal de 452,815.4 gramos de heroína y cocaína, delito por el que enfrentarán juicio oral y público este 27 de octubre. Pero antes de que la juez Adela Cardoza decida la suerte de los imputados, éstos tendrán que permanecer 65 días en prisión preventiva en el Penal La Esperanza y La Modelo, respectivamente. Durante la audiencia inicial del juicio, los dos jóvenes nombraron como defensor a Francisco Fletes, quien defendió a los acusados en el caso Sinaloa. Durante la vista, la representante de la Procuraduría, Ada Luz Valerio, presentó acusación particular adhiriéndose a la de la Fiscalía, que ofreció como prueba de cargo los 400 tacos de cocaína y heroína que les incautaron a los dos hermanos, la camioneta con la cual halaban la lancha “Estrellita”, donde la droga iba escondida dentro de cinco asientos. En la audiencia preliminar celebrada la semana pasada, Ilych López alegó que el dueño de la droga es un deportista corinteño llamado José Hernández o Herrera, al que presuntamente le alquilaban la lancha por temporadas a razón de 100 y 300 dólares la semana.