Sucesos

Amago de exterminio por deuda de 80 córdobas

* Jóvenes que huyeron sin pagar la carrera al taxista que los llevó a su vecindario, “pagaron” con un muerto y un herido grave * Autor de al menos ocho detonaciones es un acompañante del taxista, a quien apodan “El Buda”

María Mercedes Urroz

Divertirse y pasar un rato entretenido fue el propósito por el cual varios jóvenes vecinos de Monseñor Lezcano, el sábado por la noche, se fueron a la Feria Microfer, sin presagiar que por 80 córdobas uno de ellos perdería la vida y otro estaría grave en un centro asistencial.
Al salir de la feria, los muchachos abordaron un taxi, a cuyo conductor pidieron que los llevara del Cementerio Occidental, dos cuadras al sur. Pero al llegar al sitio, se bajaron del carro y todos corrieron y no pagaron los 80 córdobas de la carrera.
Transcurrieron unos minutos y quizá los fiesteros habían olvidado el incidente, pues era la madrugada del domingo y estaban sentados en una esquina, cuando de repente se acercó un vehículo.

No olvidó la deuda
Era el taxista que evidentemente no olvidó el incidente y se hizo acompañar de otro sujeto apodado “El Buda”. Fue este último quien supuestamente disparó contra los jóvenes, e hirió mortalmente a Luis Leonel Fletes, de 23 años, quien falleció ayer, a las nueve de la mañana, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, y a Arturo Morales, de 18, quien está delicado en el mismo centro asistencial.
Uno de los muchachos que estaba presente a la hora de la balacera manifestó que el taxista regresó media hora después que ellos huyeron y no pagaron la carrera, acompañado por otro sujeto, quien disparó ocho veces contra el grupo.
“Las placas las tapó, ya sabía que iba a matar a más de alguno, pero nosotros reconocemos a uno que le dicen “El Buda”, que siempre anda con “Caliche”, un expendedor de drogas que está preso”, aseguró el muchacho.
Por su parte, doña Mercedes Guerrero Fletes, tía del fallecido, lamentó que por “chavaladas” a su familiar lo hayan matado. “Imagínese por 80 córdobas deja huérfanos a cuatro niños, ese taxista es un delincuente, pero yo le dejo las cosas a Dios, él mejor que nadie hace justicia”, recalcó doña Mercedes.
Luis Leonel Fletes trabajaba como soldador, y sus pequeños de seis, cuatro, y dos años, y el menor, de cinco meses, ahora están en la orfandad, por lo que vecinos y amigos del fallecido piden que la Policía de la Segunda Delegación haga lo posible por capturar al homicida.
Cabe decir que después que sus familiares retiraron el cuerpo de Fletes del hospital donde expiró, y lo colocaran en la sala de su casa para velarlo, el mismo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, para realizarle la debida autopsia.