Sucesos

Ahogado en Laguna de Masaya


MASAYA
La Laguna de Masaya, cuyas aguas no son aptas para el baño ni el consumo humano, está cobrando más vidas. En menos de 48 horas dos personas han perecido ahogadas.
La última víctima fue Carlos Enrique Calero Sánchez, quien presuntamente llegó en estado de ebriedad a darse un chapuzón a las putrefactas aguas, en compañía de Henry Antonio Calero Acuña, de 15 años.
El lamentable hecho ocurrió en El Bajadero El Carmen, y otras personas que se encontraban en el lugar se percataron de que el hombre se había ahogado porque después de aproximadamente una hora no salía a flote. El cadáver fue rescatado a 36 pies de profundidad y a 12 metros de la costa por buzos de la Cruz Roja Nicaragüense.