Sucesos

Profanan tumbas

* Adictos venden placas con epitafios para comprar droga, en Bluefields

Heberto Jarquín

BLUEFIELDS, RAAS
La desesperación por conseguir dinero para comprar droga ha llevado a toxicómanos a profanar tumbas en el cementerio “San Juan de Dios”, de Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur (RAAS), de las que roban las placas que contienen los epitafios para venderlas a negociantes de chatarra.
El administrador de la Alcaldía de Bluefields, Eddy Traña, informó que unos 17 sepulcros y mausoleos han sido saqueados por los antisociales, versión que fue confirmada por el jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía de la RAAS, subcomisionado Rolando Coulson.
Recientemente, las autoridades descubrieron que algunos cacos robaban medidores de consumo de agua y las tapas metálicas de los mismos para vendérselos a acopiadores de chatarra, pero ahora, los sacrílegos se han dirigido al panteón de esta ciudad costeña para cometer sus fechorías.
Eddy Traña lamentó que los vigilantes del cementerio de Bluefields se hayan descuidado y permitieran el acceso de los ladrones de placas metálicas, que inescrupulosamente destruyen los epitafios de cerámica y mármol para obligar a los familiares de los difuntos a colocar otras de metal.
Sin embargo, el jefe de los vigilantes del cementerio, Felícito Mejía González, dijo que este panteón tiene una extensión de nueve manzanas, lo que les impide observarlo todo desde una garita ubicada en la entrada del camposanto.
Un ciudadano que omitió su nombre se quejó por la falta de vigilancia policial en el cementerio. “Deberían mandar una patrulla para sacar del cementerio a los borrachos y vagabundos que merodean por ahí”, sugirió.
También demandó que les apliquen la ley a los compradores de chatarras que adquieren las placas de las tumbas y otros objetos de metal a sabiendas de que son robados.