Sucesos

A un año, piden justicia

* Conductora los dejó incapacitados, pero anda libre pese a condena

Ernesto García

El 14 de mayo de 2006 marcó las vidas del motociclista Mauricio Ugarte Espino y de su cuñada Geovania Jarquín, porque fue en esa fecha que una automovilista los arrastró más de 50 metros, dejándolos incapacitados por el resto de sus vidas.
Producto del fatídico accidente, Mauricio Ugarte ha sido llevado al quirófano siete veces, mientras Geovania ha sido intervenida quirúrgicamente 11 veces, por lo que cuando la llamaron para trabajar como cajera en un supermercado no pudo presentarse porque estaba hospitalizada.

Infectada por pseudomonas
Al dolor físico se suma uno probablemente más grande: la aparente falta de interés de la Policía para cumplir la orden de captura emitida por el juez séptimo local contra Luisa Marcela Vivas Mendoza, quien es la persona que fue condenada a 18 meses de prisión por arrastrar con su vehículo a Ugarte y a Jarquín cuando éstos esperaban el cambio de luz en los semáforos del mercado “Israel Lewites”.
“No miro ningún interés de la Policía por capturar a esa mujer”, afirmó Geovania Jarquín, luego que el pasado viernes las autoridades del Distrito Tres de la Policía postergaron el operativo para capturar a la mujer que los dejó con un futuro incierto.
Jarquín está internada en el Hospital “Lenín Fonseca” para recuperarse de las heridas, asegura haberse infectado con pseudomonas, por lo que casi pierde la pierna, lo que evitó con la ayuda de su familia que la trasladó a Cuba, donde los médicos le salvaron el miembro.