Sucesos

Violadores capturados tenían “fuerza de choque”


Máximo Rugama

ESTELÍ

A la orden de las autoridades del Ministerio Público pasó la Policía a tres individuos, todos de 18 años, por ser los presuntos autores de los delitos de violación y robo con intimidación en perjuicio de una adolescente.
Según un informe dado a conocer por el teniente Abel Herrera Castillo, portavoz de la Policía en el departamento de Estelí, los aberrados cometieron el delito sexual a eso de las ocho de la noche, cuando la presunta afectada se movilizaba en una motocicleta junto a un amigo por las cercanías del estadio de béisbol “Rufo Marín”, de esta ciudad.
Los capturados fueron identificados por las autoridades policiales como Hollman Enrique Galeano Meneses, Roberto Martín Polanco Machado y Lisandro Xavier Machado Espinoza, originarios de Estelí.

Los bajaron de la moto
Ellos interceptaron a los dos muchachos que viajaban en la motocicleta, y, supuestamente, luego de golpear al amigo de la afectada, se fueron sobre ella, la desnudaron, y uno a uno la violaron.
A la muchacha de iniciales M.R., de 17 años, luego de abusarla, los aberrados la despojaron de sus pertenencias y los objetos de valor de su amigo. Entre los objetos que robaron están dos cadenas de oro, un teléfono celular, un par de zapatos de varón, unos aretes y documentos personales, así como el casco protector de la moto del muchacho que conducía la motocicleta.
Luego de cometer sus fechorías, los tipos huyeron del lugar hacia el suroeste, donde fueron detenidos posteriormente por efectivos de la Policía.
Los tres sujetos fueron capturados en el barrio “Virginia Quintero” por una patrulla policial.

Dúo apuñala a policía
Pero no habían terminado las investigaciones en el lugar de los hechos cuando los jóvenes Hollman Samuel Arróliga Camas y Pedro Pablo Tercero Reyes, de 19 y 18 años, aparentemente amigos de los tres supuestos violadores, agredieron con un puñal al investigador suboficial Eric Vanegas.
El uniformado se encontraba realizando el proceso investigativo en el lugar donde ocurrieron la violación y el robo, cuando se abalanzaron sobre él los dos sospechosos.