Sucesos

Sucesos insólitos


Mujer escapa de morir aplastada
El esposo de Brenda Comer, una mujer estadounidense de 53 años, no podrá recurrir nunca más al argumento según el cual “fumar mata” para animar a su esposa a dejar el cigarrillo, ya que esta vez el humo salvo la vida de su mujer. Brenda se salvó de morir aplastada por un árbol que destruyó parte de su casa en Rock Hill, Carolina del Sur, gracias a que minutos antes del impacto salió a fumar para no incomodar a su esposo e hija, quienes detestan el humo del cigarrillo. Salvo las pérdidas materiales, la historia de Brenda Comer tiene un final feliz, puesto que la caída del árbol no produjo víctimas fatales pese a que en el interior se encontraba el resto de su familia y el incidente ocurrió en la cocina, donde segundos antes la mujer se encontraba lavando los platos. Sin techo pero con vida, Brenda relató lo sucedido a la prensa local, visiblemente feliz porque, por primera vez, su esposo no podrá pedirle nunca más que deje el cigarrillo por su bienestar y el del medio ambiente, ya que en esta ocasión la preservación forestal casi le causa la muerte, pero el humo acudió a salvarla.
Ucraniano llega a los 116 años sin sexo
Un anciano ucraniano de 116 años reveló a la prensa local que su longevidad es el fruto de nunca haberse casado y, bajo ninguna circunstancia, haber tenido relaciones sexuales, pues “la gente que se casa pelea todo el tiempo y eso no es bueno para la salud”, según dijo. Grigoriy Néstor, nacido en 1891 en una pequeña población cercana a Kiev, capital de Ucrania, aseguró que gracias a la falta de sexo y a su poca curiosidad, logró llegar hasta su avanzada edad. Y es que la ancianidad y la sabiduría son una combinación impensable si se quiere llegar a viejo, según Néstor, para quien “la gente que sabe demasiado siempre tiene un final horrible”, por lo cual “es mejor mantenerse estúpido y no preguntar mucho acerca de nada”, anotó. Para este anciano ucraniano hasta la educación es un riesgo que no vale la pena correr, y se jacta de haber asistido a la escuela únicamente para aprender a escribir su nombre. Si bien muchos estarían de acuerdo en que estudiar es perjudicial para la salud, el resto de la fórmula patentada por Grigoriy Néstor resultaría poco aplicable para la mayor parte del público, quienes ante un régimen de semejantes implicaciones preferirían vivir un poco menos y disfrutar un poco más.
Ambientalista agrede a fumadora
Si la tolerancia hacia el otro y la conservación del medio ambiente son dos debates que usualmente se asocian en la misma línea política, esta semana entraron en contradicción luego de que una mujer mordiera a otra que se había negado a apagar un cigarrillo en una zona para fumadores.
Un tribunal neozelandés declaró a Annie McCullum culpable del delito de agresión física, luego de que, durante la celebración del Día de San Patricio en Fielding, norte de Nueva Zelanda, y con unas copas de más, pidiera a sus vecinos de mesa que apagaran sus cigarrillos. Éstos le sugirieron que fuera a la zona para no fumadores, ubicada a pocos metros de allí, pero el fastidio de McCullum la hizo perder los estribos y el episodio terminó con una fumadora en el hospital, esta vez por un problema diferente a sus pulmones. El médico de turno omitió cualquier comentario relativo a los riesgos de fumar, pues ni él mismo imaginó que el cigarrillo podía provocar mordeduras y menos de seres humanos.
Campeona en enviar SMS
La palabra “supercalifragilisticoexpialidoso” fue la encargada de coronar a la campeona norteamericana de escritura de mensajes por celular, una niña de Pensilvania de apenas 13 años que asegura haberse entrenado enviando 8 mil SMS por mes.
Morgan Pozgar, quien batió en la final a Michael Nguyen, de 23 años, aseguró tras su triunfo que la “dieta del campeón” incluye un promedio de 250 SMS diarios --equivalentes a uno cada cinco minutos aproximadamente--, una “gimnasia de dedos” --donde está “la clave del triunfo”, según dijo-- y 10 dólares extra por exceder el crédito del celular. En una final no apta para cardíacos, pero tampoco para artríticos, varios competidores acusaron el desgaste de sus dedos como Anne Finn, de 24 años, quien aseguró que ante la rapidez de Morgan sus manos empezaron a temblar y le impidieron completar el texto con un apóstrofo, por lo cual fue eliminada del certamen. Tras recibir 25 mil dólares de premio, Morgan aseguró que los gastará todos en las tiendas de ropa de Nueva York, ciudad donde se llevó a cabo el evento patrocinado por la casa de electrodomésticos LG.