Sucesos

Socio de bar muerto en un baño


Tania Sirias

Marvin Martínez, de 42 años, socio del bar “Terracota”, fue encontrado muerto en el baño del local por un vigilante de dicho negocio en horas de la mañana de ayer.
Efectivos policiales del Distrito Cinco iniciaron las pesquisas para descubrir qué motivó este homicidio, y por el momento investigan al mesero Jimmy Murillo Castro, de 25 años.
Uno de los cuidadores encontró el cadáver en el baño de mujeres, estaba en el piso y aparentemente presentaba un golpe contundente en la frente. Edwin Jarquín Sánchez, otro guarda, comentó que llegó al bar a primeras horas de la mañana de ayer, y el vigilante de turno fue quien le comunicó sobre la muerte de Martínez. “Me dijo que el último que se quedó con Marvin fue Jimmy, y que estaban tomando cerveza”, dijo.
Jimmy Murillo afirmó que cerró el bar como todos los días y fue entonces cuando Martínez le dijo que se tomaran unas cervezas. “Estuve con él hasta las dos y media de la madrugada, después me fui porque estaba cansado y con sueño”, relató.
Al preguntarle si Martínez quedó solo, Murillo respondió que estaba en compañía de dos jóvenes. “Las muchachas, no era primera vez que venían al bar, a ellas las había visto un par de veces”, respondió.
Hay señas de forcejeo
El subcomisionado Freddy Salvatierra, segundo jefe de Seguridad Pública de la Policía del Distrito Cinco, mencionó que el difunto tenía un golpe en la frente. Sin embargo, la herida no presentaba sangre.
Salvatierra dijo que esperarán el informe del Instituto de Medicina Legal, el cual determinará las causas de la muerte, y dependiendo de los resultados la investigación puede tomar otro rumbo.
El segundo jefe de Seguridad Pública de la Estación Cinco afirmó que Martínez presentaba señales de forcejeo.
Por su parte, el vigilante Edwin Jarquín comentó que una de las maceteras que estaban cerca de los baños estaba quebrada y había indicios de que hubo una pelea.
“Jimmy llamó varias veces en la mañana y preguntó por Marvin, me dijo que se había portado mal”, dijo Jarquín.
El investigado se presentó como a eso de las diez de la mañana a la escena del crimen, y a la hora que brindó declaraciones a los periodistas presentaba unos rasguños en la cara y el cuello.
Salvatierra comentó que hasta el momento Murillo es investigado por la muerte del dueño del bar. El crimen ocurrió de donde fue la Vicky, en Altamira, una abajo, una cuadra al sur.
El equipo de EL NUEVO DIARIO intentó conocer la versión de la familia doliente, pero ésta se negó a dar su versión de los hechos.