Sucesos

Sucesos departamentales


Vigilantes lesionan a supuesto intruso
Lésber Quintero / RIVAS
Ingresar a áreas privadas en el departamento de Rivas es casi como dar un paso al cementerio, ya que en menos de un mes los vigilantes han matado a dos personas y han herido de gravedad a otros dos. El último en ser víctima de los centinelas es el ciudadano Germán Ramón Jiménez Acevedo, de 28 años, quien se encuentra en estado delicado en el hospital de Rivas. Jiménez Acevedo recibió un impacto de rifle 22 que le entró por la espalda y le perforó el riñón izquierdo. El autor del disparo fue el cuidador de un plantío de plátanos ubicado en el costado norte del barrio Nicaraocali, que se identificó como José Candelario López Barrera, de 55 años. Según la versión que el cuidador dio a la Policía, el incidente ocurrió a las siete de la noche del lunes, hora en la que encontró dentro del plantío a Jiménez Acevedo en compañía de un amigo, y ambos, según López Barrera, tenían la intención de robar frutos, por lo que en un inicio realizó dos disparos al aire, para obligarlos a salir de la propiedad. No obstante, el vigilante asegura que más bien los dos invasores se le lanzaron encima, tratando de desarmarlo, por lo que se vio obligado a realizar un disparo a los pies de Jiménez Acevedo, aunque lo raro es que el proyectil impactó en la espalda al sospechoso. La señora Daysi Raquel Corea Acevedo aseguró que su hijo recibió el impacto de bala estando frente a la propiedad que cuida López Barrera y, según ella, su vástago regresaba de visitar a una hermana que habita en el municipio de Buenos Aires. En tanto, la Policía detuvo al vigilante para iniciar las investigaciones y a la vez ocupó el rifle 22 con el que se hicieron los disparos.
Joven y niño sobreviven
a derrumbe
Alberto Cano / DIRIAMBA, CARAZO
De puro milagro aún están con vida la joven María José Hernández, de 19 años, y el pequeño de seis años, Evert Antonio Palacios, después de quedar aterrados en un sumidero en excavación, donde ambas víctimas ayudaban a sacar tierra. El percance tuvo lugar en el sector del Instituto La Salle, en Diriamba, y luego de haber sido rescatados tanto la joven como el niño fueron atendidos en el Hospital del Maestro. Un poco recuperada, María José dijo que todo fue rápido, porque hubo un derrumbe a un lado del hoyo y fue cuando quedaron atrapados entre el montón de tierra, pero dichosamente fueron salvados por otros miembros de la familia que estaban muy cerca del lugar donde se dio el accidente.
Arrasan con electrodomésticos
Lésber Quintero / RIVAS
Antisociales que operan en Rivas ingresaron este martes a una casa del barrio “Pedro Joaquín Chamorro” para llevarse una licuadora, un abanico, una plancha y un DVD. La afectada de este atraco fue la señora María Isabel Lanzas, quien habita frente a la agencia de helados Eskimo de dicho barrio. Según la denuncia de Lanzas, el monto de lo robado es de 4,700 córdobas y detalló que el robo ocurrió en horas de la tarde, ya que ella dejó la casa sola a eso de la una, lo que fue aprovechado por los antisociales para desprender dos láminas de zinc e ingresar al inmueble.

Tremendo susto de ciclista
Lésber Quintero / RIVAS
Una ciclista de 15 años fue arrollada la noche del martes por el vehículo que conducía la señora Angélica Centeno Pastora, de 71 años. Para fortuna de la quinceañera, de nombre María José Ramos Tijerino, resultó con golpes leves. Según el informe de la Policía, el accidente se dio a la seis de la tarde en la intersección de la Cruz Roja filial Rivas. En dicho lugar, Centeno Pastora conducía el automóvil placas 3771, en sentido de norte a sur, mientras que la quinceañera lo hacía de este a oeste, pero al llegar a la intersección al parecer no se percató de la presencia de la menor en la bicicleta, y pese a que una señal de alto le impedía el ingreso directo a la vía, entró e impactó a la jovencita. Ramos Tijerino cayó al pavimento y resultó con golpes en el cuerpo, por lo que fue remitida al hospital de Rivas, donde una hora después le dieron de alta.