Sucesos

Muertes instantáneas en la vía

* Ambos casos sucedieron por invasión de carril, en uno falleció un taxista, y en el otro el conductor de un vehículo que fue impactado por el tractor que trasladaba un camión

MATAGALPA y GRANADA
Dos hombres perecieron en accidentes de tránsito provocados por causas idénticas: invasión de carril contrario, en los departamentos de Matagalpa y Granada.
La primera muerte se registró en el sector conocido como La Borgoña, en Río Blanco, Matagalpa, a las ocho de la noche del viernes, cuando el taxi placas MT-187 chocó contra el cabezal Internacional, placas M-046750.
El primer vehículo iba de oeste a este y el camión lo hacía en sentido contrario, y chocaron de frente en la vuelta de La Ponzoña, donde murió Alexander José González Rodríguez, de 20 años, originario del municipio de Matiguás. El joven que pereció era el conductor del taxi, mientras que su pasajero, Marlon Matamoros González, sufrió lesiones.
Julio Narváez, conductor del cabezal, quien resultó ileso, al ver el cadáver y el herido dentro del vehículo siniestrado huyó a pie, dejando el cabezal en poder de su ayudante, Juan Manuel García.
Las primeras investigaciones indican que fue el taxista quien no previno el peligro de tomar la curva “muy abierto” e invadió el carril por donde circulaba el camión.
Lo mató la cuchilla
Asimismo, pocos minutos antes de la una de la madrugada del sábado, en el kilómetro 66 del tramo de carretera Jinotepe-Nandaime, pereció en similares circunstancias el ciudadano Yáder Lenín Mejía Estrada, de 38 años, quien conducía el jeep Toyota Land Cruiser.
John Alex Luna, de 20 años, conducía el cabezal placas RI-4135, y circulaba de Jinotepe a Nandaime, llevando en la rastra un tractor tipo Patrol, cuya cuchilla sobresalía a un lado del camastro, e invadía el carril contrario.
En el sitio del accidente, la cuchilla del Patrol impactó la cabina del jeep, y el conductor del mismo falleció en el instante, por múltiples lesiones en la cabeza, tórax y abdomen.
El joven conductor está detenido, así como el camión con el Patrol, que según la documentación ocupada por las autoridades, pertenece a Onelayde Aguilar.