Sucesos

Más atracos en localidades matagalpinas


Francisco Mendoza

MATAGALPA
Tres elementos armados con fusiles de guerra se alzaron con unos 14 mil córdobas entre dinero en efectivo y electrodomésticos, de una finca ubicada en el municipio de Sébaco, por lo que los afectados se dirigieron a la Policía de la localidad para presentar la denuncia.
César Aguirre Sáenz, propietario de la finca El Ojochal, ubicada en la comarca El Cacao, municipio de Sébaco, aseguró que regresaba de una actividad religiosa y cuando abrió la puerta de su casa encontró a tres elementos armados, quienes rápidamente lo intimidaron a él y a su esposa, y los amarraron.
Los delincuentes los despojaron de tres mil córdobas en efectivo, un DVD, una batería para camión, dos baterías para moto, dos celulares y un reloj, entre otros objetos de valor, hasta por un monto de 14 mil córdobas. Los delincuentes escaparon con dirección al poblado de Sébaco.
Aguirre Sáenz aseguró que no pudo reconocer a ninguno de los tres antisociales, quienes se movilizaban a bordo de una camioneta, de la que no pudo identificar la placa. Hasta el momento no se ha detenido a ningún sospechoso.
Perdió “La Confianza”
Asimismo, delincuentes despojaron a una ciudadana de más de 18 mil córdobas, los cuales iba a depositar a un banco, a nombre de la microfinanciera “La Confianza”. Pero la confianza fue la que se apoderó de la afectada, al no sospechar de dos desconocidos que se le acercaron como mansas palomas y la despojaron del dinero.
Marina Coronado Ocampo, de 30 años, se movilizaba por el costado oeste del sector de La Virgen, cuando aparecieron dos desconocidos que caminaban apresurados en la misma dirección que ella, sin despertar ninguna sospecha, pero en un abrir y cerrar de ojos, le arrebataron un bolso amarillo donde llevaba el dinero.
La afectada explicó que los delincuentes se le llevaron 18 mil 129 córdobas, dinero que le abonaría a la microfinanciera, por lo que pidió a la Policía que dé con los delincuentes, aunque éstos han desaparecido como por arte de magia.