Sucesos

Niño atropellado por busero irresponsable

* Hasta dentro de más de seis meses los médicos podrán decir si volverá a caminar

Ernesto García

El niño Sammy José Trujillo Laguna, de ocho años, ya no podrá jugar con sus amiguitos, al menos por mucho tiempo, porque un conductor de la ruta 104 la tarde del pasado seis de abril lo arrolló con su bus y le causó una grave lesión en la pierna izquierda.
A consecuencia de las fracturas, el pequeño Sammy ha sido intervenido quirúrgicamente cinco veces, pero será hasta dentro de seis o siete meses que los médicos podrán determinar si volverá a caminar normalmente o sufrirá secuelas físicas.
“Los médicos dijeron que no se puede saber por ahora si el hueso le ‘pegó’, y si podrá caminar normalmente”, dijo Xiomara de Jesús Laguna, madre del niño, quien se quejaba de dolor en una banca de la Estación Seis de Policía.
Sabino Trujillo, padre de la víctima, narró que la tragedia se produjo cuando el busero José Luis Barberena Contreras giró en “u”, subiéndose a la acera donde estaba su niño, quien lo acompañaba en su venta ambulante de hamacas.
De acuerdo al croquis elaborado por las autoridades de Tránsito, el accidente se produjo cuando el busero de manera irresponsable giró en “u” al llegar a la terminal de la ruta 104.
Al dolor de ver a su pequeño hijo postrado y con un futuro incierto en torno a su salud, se suma el malestar que le causa el hecho de que el busero los dejó abandonados a su suerte en el Hospital “La Mascota”, adonde fue llevado inicialmente el menor.
“Me dejó tirado con mi niño en el hospital, como quien deja a un perro”, se quejó el padre del niño, agregando que el busero siguió trabajando tal como si no había sucedido nada. Aunque el accidente se produjo el Miércoles Santo, fue hasta hace dos días que el busero se presentó a la delegación policial a enfrentar los cargos en su contra.