Sucesos

Tragedia sobreadvertida

* Joven murió y su marido quedó lesionado, por viajar a exceso de velocidad, como era su costumbre, en una motocicleta

Ernesto García

Un joven matrimonio quedó disuelto la mañana de ayer jueves, al sufrir un accidente de tránsito que los dejó bajo un bus, junto con la motocicleta en que viajaban.
Las víctimas fueron identificadas como Yáder Mendieta y su esposa, Laura Carolina Vanegas Alfaro, de 25 años, quien murió de forma instantánea en un hecho que fue debidamente advertido por familiares y amistades, por cuanto habían presenciado la exagerada velocidad a la que acostumbraban correr en la moto.
La tragedia ocurrió cuando la joven pareja viajaba de oeste a este, a la altura del kilómetro 10 y medio de la Carretera Vieja a León, mientras el bus placas M 1747, conducido por Arturo Romero Moya, circulaba en dirección contraria, sobre el carril derecho. De pronto, según testigos, los jóvenes esposos cayeron al pavimento y se deslizaron con la moto sin control hasta meterse bajo el bus.
A consecuencia del brutal impacto, el casco que usaba Vanegas, para protegerse quedó partido en dos tantos, sobre el pavimento y a la orilla de un charco de sangre. Mientras la moto Kawasaki que manejaba Mendieta, quien resultó con la pierna derecha lesionada, sufrió severos daños.
Arturo Romero Moya dijo que el accidente se produjo cuando el motociclista le invadió el carril derecho en que él circulaba. La versión del chofer del bus coincide con la de varios testigos, quienes aseguran haber visto que la motocicleta se arrastró varios metros sobre el pavimento invadiendo el carril contrario.
Según Romero, antes de que los jóvenes se introdujeran bajo la puerta delantera del autobús, con todo y la motocicleta, habían sido esquivados por otros conductores.
Testigos de la tragedia y amigos de la familia de la joven, quien laboraba en una aseguradora, coincidieron en afirmar que Mendieta acostumbraba a manejar a exceso de velocidad.
Un equipo periodístico de EL NUEVO DIARIO trató de obtener la versión de Mendieta sobre la causa del fatal accidente, pero éste, en la Sala de Emergencia del Hospital “Lenín Fonseca”, dijo no querer hablar con nadie.
Hasta el cierre de la presente edición las autoridades de Tránsito del Distrito Tres de Policía no daban a conocer las causas del accidente.