Sucesos

Decapitaron a “pastillero” por ridículo botín


Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN
La desmedida y perniciosa ambición de conseguir dinero de cualquier forma llevó a Celestino de Jesús Rocha y a Daniel Hernández García, de 25 y 18 años, respectivamente, a consumar el asesinato atroz en perjuicio del comerciante de medicinas Leonardo Sobalvarro Maldonado, de 55 años, la mañana del Sábado de Gloria, en el camino de la comarca Buena Aventura, 30 kilómetros al noreste de Rosita, en la Región Autónoma del Atlántico Norte.
Este abominable crimen, dado a conocer el lunes último por Sucesos de EL NUEVO DIARIO, lo ha esclarecido un equipo de investigadores policiales de Las Minas, tras la captura de los presuntos asesinos.
Los principales detalles del caso indican que los señalados, machete en mano, interceptaron al infortunado “pastillero”, como llaman los lugareños a estos vendedores de productos para la salud, al que primero saludaron, como un preludio al salvajismo.
Poco después del saludo, con una “movida de ojos” entre los cómplices, en señal de que era hora de llevar a cabo lo planificado, Daniel Hernández le propinó dos machetazos en el cuello y mejilla a la víctima, a quien casi decapitó.
Esperaron que expirara para enseguida sustraer billetes y monedas de las bolsas del pantalón del difunto, que sumaron 150 córdobas, unos ocho dólares.
El robo es el móvil de este atroz crimen, según el victimario Daniel Hernández, quien fue el primero en ser capturado. Luego apresaron a su compinche, Celestino de Jesús Rocha, quien intentaba huir de la zona.
Hernández, originario de San Pedro del Norte, al preguntársele sobre el motivo que lo llevó a perpetrar el asesinato insistió en que fue “por robarle y es que, cuando el Diablo se le mete a uno… se le mete, mire el Diablo es Diablo”, dijo de forma escueta.
Los señalados fueron trasladados a las celdas preventivas de Siuna, en espera del correspondiente juicio oral y público, cuya fecha no ha sido dada a conocer.