Sucesos

Se quita la vida delante de su hijo


MATAGALPA
Después de adorar al dios Baco, un campesino de 32 años tomó la fatal decisión de quitarse la vida delante de su pequeño hijo de siete años, hecho que se registró en la comarca El Quebrachal, municipio de Muy Muy.
Francisco López Espinoza, que habitaba de la escuela de su comunidad, 50 varas sobre la carretera al poblado de Muy Muy, bajo los efectos de la cususa que se había tomado, tomó un mecate y lo ató a una viga de su vivienda, y posteriormente se colgó y murió a los pocos minutos ante la vista de su hijo, quien fue el que avisó a los vecinos que su papá se había ahorcado.
Inútil auxilio
Varios ciudadanos se presentaron al lugar para tratar de auxiliar a López Espinoza, pero todo fue en vano debido a que cuando llegaron al lugar ya había fallecido.
Leopoldo Cruz, alcalde auxiliar de la comunidad, dio parte a las autoridades policiales, quienes se presentaron al lugar para realizar las investigaciones respectivas, y confirmaron López se quitó la vida por problemas pasionales, sin importarle dejar a su hijo en la orfandad.
Trifulca de ebrios
Asimismo, Eddy Zeledón Duarte, alias “El Choreja”, está preso en las celdas de la Policía del municipio de El Tuma-La Dalia, luego que frente a los billares “El Talibán”, en estado de ebriedad comenzara una fuerte discusión con su compañero de tragos, Juan José Martínez Reyes, de 24 años, la que terminó con golpes y puntapiés.
En la trifulca, Juan José recibió golpes en diferentes partes del cuerpo, pero la parte más afectada fue su nariz, por lo que fue trasladado por los vecinos al Centro de Salud de la localidad para que recibiera atención de emergencia, mientras una patrulla se llevó detenido a “El Choreja”, quien ahora tendrá que responder ante las autoridades judiciales por el delito de lesiones.