Sucesos

Casi linchan a supuesto pirómano en juzgados

* Fue atacado a sombrillazos y “coscorronazos” al salir del Juzgado Cuarto Penal

Lizbeth García

Pese a que llegaron a los juzgados pidiendo justicia, los familiares del fallecido Noel Ernesto Zamora Leytón decidieron hacerla por su propia mano agrediendo a “sombrillazos” y “casquinazos” al supuesto pirómano Roberto Javier Martínez Membreño, en el preciso momento que era trasladado a prisión por órdenes de la jueza Marta Martínez, quien decidió darle cinco días a la Fiscalía para mejorar y presentar las pruebas del asesinato.
La jueza decidió suspender la audiencia inicial del juicio para reanudarla el próximo martes, porque la Fiscalía no identificó la sustancia inflamable que Martínez supuestamente le lanzó encima a Zamora.
La defensa del acusado, Jairo Pérez Madrigal, aprovechó al máximo la falta del peritaje químico sobre la sustancia, porque eso le dio espacio para argumentar que no hay prueba sobre la causa del incendio.
Incluso dijo que el siniestro pudo haber sido provocado por un cortocircuito del vehículo dentro del cual estaba la víctima al momento del trágico suceso acaecido el dos de abril en el barrio El Recreo. Los familiares de la víctima ripostaron diciendo que la camioneta estaba en perfectas condiciones.
La fiscal Matilde Villanueva explicó que el Ministerio Público solicitó a la Policía el peritaje químico de la sustancia, pero como ese tipo de análisis no se realiza de un día para otro, aún están a la espera de los resultados, de tal forma que la falta de dicha prueba no puede considerarse una negligencia, como alegó la defensa.
De todos modos existen suficientes testigos que ubican en la escena del crimen a Roberto Javier Martínez y señalan que éste le lanzó a la víctima una bolsa con líquido inflamable para luego lanzarle un fósforo encendido, según revela el intercambio de información y pruebas.
La defensa reconoció que existen testigos que vieron a su cliente en la escena del crimen, pero señaló “que nadie vio a su cliente rociando el vehículo con gasolina o prendiéndole fuego con un tizón”.
¿Testigos intimidados?
Uno de los testigos de cargo es Johana Álvarez Peña, quien además reveló que cuando la víctima llegó a la casa donde vivía su victimario, buscando a Darling Anielka Martínez, empezó a gritar: “Darling, salí, si no te vas a arrepentir... te voy a matar... Te vas a arrepentir, me golpeaste y eso no se va a quedar así”.
Igualmente la Fiscalía ofreció el testimonio de Darling para acreditar que el acusado lanzó la bolsa llena de líquido inflamable a Noel Ernesto Zamora cuando éste y ella estaban dentro del vehículo, provocando en la víctima las quemaduras.
Sin embargo, la familia del acusado tiene otra versión y pruebas de los hechos. Adonis Zamora señaló que había un tercer hombre en la escena, quien habría lanzado el fósforo sobre el cuerpo de su hermano.
Además, dijo que Darling Martínez supuestamente está implicada en el crimen porque no se explican cómo es que no se quemó si estaba en el mismo vehículo que Noel Ernesto.
También se preguntó por qué se sentó en el asiento trasero y por qué la madre de Roberto Javier no auxilió a la víctima.
Adonis Oviedo señaló que cuentan con testigos, entre ellos un niño de 13 años que dice que al momento que auxilió a la víctima junto a su madre, el cuerpo quemado tenía olor a diluyente de pintura. No obstante, señaló que ni éstos ni los otros declarantes quieren comparecer como tales porque tienen miedo de que les pase lo mismo que a Noel Ernesto.