Sucesos

“Clavado en seco” y un joven fallecido


Francisco Mendoza

MATAGALPA

El primer muerto de la Semana Santa en Matagalpa fue Roberto Francisco Siles Mairena, de 24 años, quien en estado de ebriedad cayó sobre dos piedras cuando intentaba lanzarse a una poza, y pereció instantáneamente sin darles tiempo a sus compañeros de buscar atención médica.
Este hecho se registró en la poza conocida como La Cueva, ubicada sobre el río San Francisco, donde según la Policía varios jóvenes se estaban bañando y tomando licor, entre ellos Roberto Francisco. De acuerdo con los testigos, todos estaban bebiendo y comiendo y luego se lanzaban a la poza, pero tenían que impulsarse con fuerza para caer en la parte más honda.
Siles, que era conocido popularmente como “Terán”, iba a realizar un clavado, pero con tan mala suerte que cuando lo intentó, resbaló y cayó en parte seca, donde estaban dos piedras que le fracturaron la cabeza y murió en el acto.
Sus demás compañeros trataron de auxiliarlo, pero todo el esfuerzo fue en vano, por lo que no tuvieron más remedio que avisar a la Policía y a los familiares del joven, para que le dieran cristiana sepultura.
Hallan sin vida a bebedor
Asimismo, un adorador del dios Baco fue encontrado muerto en el cuarto de su vivienda, ubicada en la comarca La Laguna. El cuerpo fue localizado por su mamá, Lucía González, quien después de llevarse tremendo susto dio aviso a las autoridades policiales.
Leonel Centeno González, de 30 años, según las investigaciones realizadas por la Policía, se ahogó en su propio vómito después que llegó su casa, se acostó y comenzó a vomitar, pero como estaba ebrio ningún familiar le prestó atención, hasta que expiró.