Sucesos

El “látigo” de taxistas y pasajeros en Bonanza

* Delincuentes armados han salido a operar en la última semana

Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN
Taxistas y usuarios del transporte selectivo del municipio de Bonanza se encuentran aterrados porque parecen estar en la mira de un grupo de delincuentes armados que en los últimos días ejecutó dos asaltos con actuaciones crueles, dentro y fuera del poblado.
Uno de los casos se registró a las ocho de la noche del viernes último, en el tramo de carretera localizado en la entrada de Kukalaya, jurisdicción de Bonanza, donde cuatro elementos armados interceptaron un taxi Kia, azul oscuro, sin placas, y les robaron a las cinco personas que se dirigían al municipio de Rosita.
Lucía del Carmen Mendoza, de 43 años; Diana Lisseth Siles Picado, de 18; Marcos Antonio Picado Mendoza, de 18; Giovany José Cáliz Hernández, de 18, y el conductor, William Siles Picado, de 18, son las víctimas y denunciantes de este atraco.
Los afectados fueron despojados de poco más de dos mil córdobas y de tres celulares. Los malhechores, apuntándoles con el cañón de las armas, metieron en la valijera del automóvil a los dos últimos mencionados.
En un oscuro lugar dejaron a Lucía, Diana y Marcos. Uno de los delincuentes tomó el control del carro y con sus tres compinches se trasladaron cerca del puente Amaka, casi a la entrada del poblado, donde abandonaron el automotor con los enclaustrados y huyeron en dirección al lugar conocido como Panamá. Los asaltantes utilizaron un fusil AK, una escopeta y dos revólveres. Los cuatro se cubrieron el rostro con pasamontañas negros.

Otro asalto
28 horas después de este hecho, exactamente a la medianoche del sábado, se registró el segundo asalto contra otro taxista y dos usuarios, en el tramo de carretera a la comunidad Los Cocos, en el extremo oeste de Bonanza. Las características del caso son similares a las del primer atraco, por lo que se presume que pudiese tratarse de la misma banda de delincuentes.
En el lugar, dos asaltantes armados de un fusil AK y una escopeta, vestidos de “pintos”, y también con pasamontañas negros, sorprendieron a Carlos Antonio Sánchez Valle, de 17 años, conductor del taxi Kia Pride, gris, sin placas, al igual que a los usuarios Andrés Pérez García, de 27 años, y a un acompañante del que no se ha podido precisar su identidad.

Despojados y descalzos
Al taxista le robaron 550 córdobas, al pasajero 2,500, y al acompañante lo despojaron de 2,000 córdobas.
Los usuarios también fueron despojados de sus botas de cuero, mientras el conductor fue atado de manos e introducido en la cajuela del automóvil, con el que se movilizaron hacia Panamá, donde bajaron al taxista, abandonaron el transporte y desaparecieron entre la montaña.
Cabe destacar que para llegar al lugar donde huyeron los delincuentes, éstos pasaron por las narices de la unidad policial y por el centro del pueblo, con el vehículo y el cadete secuestrado.
El jefe policial en Bonanza, capitán Miguel Martínez, informó que investigan los dos casos, y aseguró que en los próximos días tendrán resultados para identificar y arrestar a los autores.