Sucesos

Homicidio por un “ñatazo”

* La víctima se negó a obsequiar de su pegamento al autor, quien lo apuñaló

Ernesto García

Por un “ñatazo”, como los adictos al pegamento llaman a la acción de aspirar el químico utilizado en la reparación de calzado, José Luis Osejo Bermúdez, de 23 años, ultimó de múltiples cuchilladas al también huelepega Sidar Raúl Rodríguez Bermúdez, de 28 años, confirmaron las autoridades de la Estación Cuatro de Policía.
Aunque Osejo fue llevado con vida al Hospital “Roberto Calderón”, en una ambulancia de la Cruz Roja, la noche del Martes Santo, éste murió la mañana de ayer, Miércoles Santo, en el quirófano de ese centro asistencial.
Osejo le quitó la vida a Rodríguez de cuatro estocadas, de las cuales tres le propinó en la espalda y una en el abdomen que le dejó las vísceras expuestas, según el informe brindado por los socorristas de la Cruz Roja.
El vocero de la Estación Cuatro de Policía informó que José Luis Osejo fue capturado durante un operativo en el lugar conocido como “La Chureca”, del Mercado Oriental, donde pululan los adictos al pegamento de zapatería.
Osejo, al ser llevado a la Estación Cuatro de la Policía, además de confesar el delito imputado en su contra, dijo que mató a Sidar Raúl porque no le quiso dar pega de zapatos de la que tenía para inhalar.
Un agente del Distrito Cuarto aseguró que tanto víctima como victimario eran sujetos muy peligrosos que constantemente realizaban robos en sus distintas modalidades en el Mercado Oriental. “Ahora hay dos lacras menos. El que se murió y el que va a estar preso”, comentó el agente policial, que pidió no ser identificado.