Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Cuestionable negligencia fiscal

Porque el Ministerio Público no llevó a la audiencia inicial del juicio el intercambio de información y pruebas, cuatro supuestos miembros de una banda de roba-carros quedaron en libertad este fin de semana porque la juez Tercero Penal de Audiencias decidió archivar la acusación por falta de mérito. Los beneficiados por la negligencia fiscal fueron Elías Castro, Ricardo Montoya Velásquez, Juan Francisco Hernández y Leonzo Román Gutiérrez Pérez, y los perjudicados fueron las víctimas, Douglas Guillén Gómez, Jeanette Isabel Chavarría y Ana María Barahona, quienes el 20 de marzo estaban dentro de una Toyota roja, placas M080309, la cual estaba aparcada cerca de la Farmacia Salazar, en El Dorado, cuando fueron sorprendidos por los asaltantes. Leonzo Román presuntamente encanoñó con un arma en las costillas a Chavarría, la obligó a entregar las llaves del vehículo mientras otro de los supuestos asaltantes le decía a Barahona que si gritaba la mataba al tiempo que le colocaba un arma en el estómago. Después se dieron a la fuga rumbo a la casa de Elías Castro, en el barrio “José Dolores Estrada”, donde “desguazaron” el vehículo, pero cuando iban a llevarse las piezas en un carro Toyota Tercel, azul, placas M001629, fueron sorprendidos por la Policía, institución que lamentó lo ocurrido en el juzgado porque la banda presuntamente ha cometido un sinnúmero de actos delictivos denunciados en la Estación Cinco y demás distritos policiales. Durante la audiencia, la Fiscalía justificó su negligencia diciendo que no llevaron las pruebas de cargo por “un caso” fortuito y pidieron cinco días para llevarlas, pero ni los abogados ni la juez lo permitieron, de tal forma que las tuvieron que llevar de emergencia sin siquiera presentarlas en la Oficina de Recepción de Escritos, lo que es contra ley y por lo tanto no fueron aceptadas.

Cuando el cuchillo “puede” más que un revólver
Freddy Antonio Téllez Ruiz, de 32 años, fue acusado este lunes en el Juzgado Cuarto Penal de Audiencias porque supuestamente incurrió en el delito de robo con intimidación en perjuicio de Teresa de Jesús Jirón, de 36 años, quien el 31 de marzo estaba cuidando la finca de don Agustín Fernando Gurdián López, en la comarca de Nandayosi, en Villa El Carmen, cuando el acusado aparentemente se presentó cuchillo en mano, la tomó del cuello y le colocó el arma en las costillas para obligarla a entregar el revólver calibre 38 que estaba asignado para el cuido de la propiedad. El objeto robado costó 300 dólares en la armería Rex-Rex. Después del atraco, presuntamente el acusado obligó a la víctima a entregarle 500 córdobas y luego la dejó amordazada con cinta adhesiva sobre la boca y amarrada de pies y manos.

“Bajó a todos los santos del cielo”, pero...
Elder Antonio García “bajó a todos los santos del cielo” ayer en el Juzgado Tercero Penal de Audiencias, y hasta rezó con un Nuevo Testamento en la mano, pero la juez María Mercedes Rocha le decretó la prisión después de admitir la acusación que la Fiscalía presentó por robo con intimidación contra él y Marlon Zapata. La audiencia inicial será el 10 de abril. Los dos acusados supuestamente llegaron el 27 de abril a la casa de Uriel Herrera Lanzas, en el barrio “Arges Sequeira”, forzaron la cerradura y entraron, pero fueron sorprendidos por dos habitantes del lugar a quienes amenazaron con pistolas para luego aparentemente robar un televisor y un tanque de gas. Luego huyeron en dos motos conducidas por otros dos hombres.