Sucesos

Fraude bancario en ascenso

* Tres bancos han sido estafados por clonadores de tarjetas * Pérdidas ascienden a 100 mil dólares

Lizbeth García

El número de fraudes bancarios con tarjetas de crédito clonadas aparentemente está en ascenso porque en menos de diez días la Fiscalía ha formulado cargos en contra de cinco personas de distintas nacionalidades en cuatro juicios, el último de ellos en el Juzgado Cuarto Penal de Audiencias, donde este viernes quedó en prisión Donald Antonio Lacayo Lugo porque aparentemente usaba varios nombres para comprar con tarjetas clonadas.
Lacayo fue acusado por falsificación de documentos y estafa por 23 mil 742 córdobas en perjuicio de Credomatic Honduras, delitos por los que le fue decretada la prisión hasta el miércoles 4 de abril, día en que se sabrá si el caso va a juicio o no y si él continua preso o no.
La acusación que presentó la Fiscal Evelin Ávila revela que el imputado presuntamente usó dos nombres más: Ángel Lo Miguel o Miguel López para comprar, entre el 24 y el 25 de marzo, artículos diversos entre los que destacan un set de colchones Luna ortopédicos, un par de lentes de sol y otro de medida, un teléfono celular V3 con dos tarjetas de teléfonos, cemento, cerámica y porcelana.
Presuntamente el imputado pagó todos estos productos usando cuatro tarjetas clonadas, para lo cual usó identificaciones distintas con el fin que el nombre coincidiera con el que aparecía en el dinero plástico.
El imputado fue capturado el 27 de marzo, cuando iba a retirar anteojos de medida en Ópticas Munkel Linda Vista. Al momento del arresto portaba otras cuatro tarjetas a su nombre que eran clonadas, porque los números de las mismas revelaban que los verdaderos titulares de ellas son Michael J. Mauro y Armagedom Lacayo.
Aunque el dinero plástico aparentaba ser legítimo, el nombre del banco emisor también había sido alterado. Por esto la Policía está “a la caza” de las personas o instituciones financieras que tienen aparatos para fabricar tarjetas plásticas, porque las mismas pudieran estar siendo usadas por personas inescrupulosas.
También fueron blanco de estafa el Banco Uno, el Banco de Finanzas de Nicaragua y BAC Credomatic, los que perdieron más de cien mil dólares por el accionar de clonadores de tarjetas ticos, salvadoreños y nicaragüenses.