Sucesos

¿Dictamen de Medicina Legal exonera a padrastro?


Ernesto García

La violencia de la que fue víctima una niña de cuatro años, a manos de su padrastro, podría quedar impune, porque un dictamen del Instituto de Medicina Legal revela no haber encontrado indicios de brusquedad en la menor.
El dictamen médico se contradice con las manchas de sangre que mostraba la niña en su blusa y el testimonio de su madre, Reina de Fátima Ferrey, quien asegura que su pareja asestó un golpe a la pequeña en la nariz.

Verdugo preso
Sin embargo, las investigaciones en este caso no están cerradas, y tampoco el supuesto verdugo, quien está preso en la Estación Seis, puede “cantar victoria”, porque está pendiente el dictamen de la evaluación de salud mental, donde podrían descubrirse lesiones psicológicas, según informaron en la Comisaría de la Mujer del Distrito Seis de Policía.
Reina de Fátima afirma que su pareja (Mauricio Ortega) le quiso dar un golpe a la niña en la boca, porque ésta supuestamente le había dicho una mala palabra, “pero no le dio en la boca, sino en la nariz y le sacó sangre“, narró la mujer, quien cuida en el Hospital Alemán Nicaragüense al hijo de diez meses que procreó con el verdugo de su hija mayor.
Según Ferrey, cuando ella miró a su hija sangrar reclamó al energúmeno de su marido, pero al día siguiente no la llevó al médico, porque el niño más pequeño “estaba agonizando” por los problemas bronquiales que le afectan.
La mujer, en un esfuerzo por justificar el maltrato de su pareja hacia su hija, a quien el padrastro llama despectivamente “la postiza”, dijo que probablemente la violencia de éste hacia la infante esté asociada con problemas mentales.
“¿Entonces se casó usted con un demente, sabiéndolo?, preguntamos a Reina de Fátima, y ésta respondió: “Lo que sucede es que él (Mauricio) tiene un hermano loco”, agregando que cuando ella decidió hacer pareja con este hombre, hace más de un año, sabía de los antecedentes de problema de salud mental de uno de sus cuñados.