Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Sigue el “pleito” de los Polanco

La juez Sexto Local Penal de Managua, María Iveth Pineda, programó para este 13 de abril una audiencia inicial con características de preliminar para ver si admite o no la querella que la viuda de Gerónimo Polanco, María Victoria Ríos Cundano, promovió en contra de su hijastro, William Arceda Polanco, porque supuestamente la injurió y calumnió al declarar en un canal capitalino el siete de marzo, al mediodía, que tenía pruebas de que ella, supuestamente, estaba involucrada con un alto mando de la Policía en la muerte del empresario para robar los bienes que éste dejó.
La acusación indica que en la misma entrevista, Arceda pidió a la comisionada Aminta Granera una audiencia para que la investigaran a ella y al mencionado jefe policial, lo que también pidió por medio de una viñeta radial que salió al aire en Radio El Pensamiento en la segunda semana de marzo de 2007.
Como prueba la querellante ofreció un DVD de televisión y un casete con la viñeta grabada y cuatro testigos más.
Arceda se presentó este viernes a los tribunales y señaló que al pedir que investiguen la muerte de su padre no está injuriando a nadie, sino ejerciendo un derecho constitucional.
“Ella cree que acusándome me va a detener, pero no es así, y me voy a defender”, agregó Arceda, quien señaló que después de que se reabrieron las investigaciones, la Policía ha logrado descubrir que el testamento que supuestamente dejó su padre es falso y que los presuntos testigos son vecinos y amigos del aludido comisionado.

Tercer médico acusado en los juzgados
Esta semana que concluye la juez Sexto Penal de Audiencias remitió a juicio al médico odontólogo Carlos Flavio Jarquín, acusado de lesiones sicológicas y falta contra las personas en perjuicio de su esposa, a quien supuestamente desde 2002 a la fecha, maltrató de diferentes maneras, como obligándola a tener sexo, cortándole el teléfono para que no se comunicara con su familia y amigos, dándole poco dinero para el gasto, a la vez que la humillaba públicamente, dopándola con antidepresivos, haciéndola aparecer como mala madre, diciéndole que era una m..., que sólo servía para parir, y hasta quebrándole las costillas, lo cual la Fiscalía acreditó con más de cinco dictámenes sicológicos, siquiátricos y físicos.
Lo único que no le tocó el imputado a la mujer fueron los dientes, porque el 24 de enero de este año, cuando supuestamente se molestó porque le notificaron que ella demandó el divorcio, la agredió físicamente propinándole puñetazos en la cabeza y halándole el cabello.
Todo esto le provocó una grave lesión a la mujer, a tal punto que tiene tendencias suicidas y homicidas, por lo que ahora se encuentra recibiendo atención en el Centro de Mujeres Ixchen.
La defensa del acusado, Oscar Jarquín, dijo que la génesis de las lesiones sicológicas de la supuesta víctima hay que buscarla en su niñez, porque fue una niña abandonada por sus padres, violada por su padrastro y vivió el trauma de que su padre murió atropellado.
Valga decir que éste es el tercer médico denunciado por delitos en los últimos seis meses, porque primero fue un urólogo, luego un internista y este último es odontólogo.