Sucesos

Historia sórdida tras deceso de niña

* Padrastro de la niña, que a la vez es padrastro de la madre, sería el principal sospechoso * Fue un vecino piadoso quien la llevó en su vehículo al hospital, después de una dolorosa noche

Ernesto García

El padrastro de la niña Keylin Lisseth Avellán López, de nueve años, es para las autoridades policiales el principal sospechoso de su muerte a golpes, reveló una fuente policial que demandó el anonimato. El caso inicialmente se manejó como un hecho suscitado en un juego entre hermanitos, en el que un niño de dos años habría lanzado una piedra a Keylin y le provocó la muerte, versión que resulta totalmente ridícula.
El sospechoso es un hombre mayor de 50 años, quien a la vez es cónyuge de la abuela materna de la niña, agregó el informante, por lo que queda expuesta la promiscuidad en que vive la familia de la víctima.
Las sospechas sobre que la muerte de la niña no fue causada por su hermanito de dos años, a como sostienen su progenitora, Katty López Paiz, y su abuela, Marta Paiz, quedaron confirmadas por un dictamen preliminar del Instituto de Medicina Legal.

Riñón desprendido a golpes
Según el informe preliminar de Medicina Legal, Keylin Lisseth sufrió el desprendimiento de un riñón a consecuencia de un puntapié o bien de un puñetazo, que de ninguna manera pudo propinarlo un niño de dos años, aseguró el informante policial.
Aunque la prueba científica, como lo es el dictamen médico, señala claramente que la muerte de la niña pudo ser causada por un adulto, Katty López y su mamá aseguraban insistentemente ayer que fue el niño de dos años quien la mató de una pedrada.
El desprendimiento del riñón sufrido por la menor explica el porqué la niña, durante la noche de este lunes, además de quejarse de un fuerte dolor en la espalda, no quiso comer, y únicamente pedía agua, según el testimonio de su madre.
Katty López, quien hasta el cierre de la presente edición era entrevistada por detectives del Distrito Tres de Policía y por las autoridades de la Comisaría de la Mujer y la Niñez de esa delegación policial, no supo explicar cómo es que el niño tiró la piedra que mató a su hermanita, cuando ni siquiera puede sostenerla.

Niña llegó muerta al Hospital
La niña llegó muerta a la Sala de Emergencia del Hospital “Fernando Vélez Paiz”, explicó la doctora Mayela Solís, por lo que no le fue extendido un certificado de defunción a la familia.
Marta Paiz, abuela materna de la niña, dijo que al amanecer de ayer martes, Keylin María se quejó de un fuerte dolor en el costado izquierdo, y aunque fue “sobada” varias veces, el malestar persistió.
Ante la pregunta de los periodistas de cómo explica que el dictamen médico sostiene que la niña murió a consecuencia de un golpe y no de parásitos, como insinuó, se limitó a contestar con aplomo: “Fueron los parásitos los que la mataron”. La abuela materna se quedó sin repuestas cuando se le hizo referencia al dictamen médico preliminar que está en poder de la Policía.
Un generoso vecino, quien transportó a la niña al hospital, dijo que Keylin expiró en el camino, después de quejarse del dolor, y pareció quedarse “dormidita”. Se percataron del deceso hasta que llegaron al Hospital “Fernando Vélez Paiz”.