Sucesos

Balacera fatal frente a una iglesia

* Un muerto y tres heridos graves por litigio de tierras, en la comunidad La Novia, del municipio de Tola

Lesber Quintero

TOLA, RIVAS
Una batalla a balazos producto de un litigio de tierras que existe desde hace años entre dos familias de una comunidad de Tola, dejó como resultado una persona muerta y tres heridos. Según la Policía, la víctima fatal fue Luis Manuel Fonseca Umaña, de 31 años, quien pereció tras recibir tres impactos de bala en el tórax y dos en el muslo derecho.
El suceso ocurrió el pasado viernes entre las siete y ocho de la noche, exactamente, frente de la iglesia Monte Sión, ubicada en la comarca La Novia, del municipio de Tola.

Antiguas enemistades
De acuerdo con el informe policial, en la parte exterior de la iglesia se encontraba el hoy occiso, mientras que en el interior se realizaba un culto. Según testigos, la tranquilidad del lugar se esfumó cuando llegó José Andrés Parrales Romero, de 32 años, quien al ver a Fonseca Umaña le reclamó por viejas rencillas que se derivan de un litigio de tierras.
Cuando las palabras subieron de tono, ambos hombres sacaron revólveres, pero el más rápido fue José Andrés, ya que atinó a su enemigo cinco disparos en el tórax. Fonseca Umaña, de acuerdo con testigos, antes caer al suelo herido de gravedad logró asestarle dos disparos a su contrincante, uno en el tórax y el otro en el antebrazo izquierdo.
Producto de la balacera también resultó herido Bayardo José Chávez Canales, de 22 años, quien supuestamente recibió un impacto de bala en la espalda cuando trataba de intervenir en la riña, con el fin de que los ánimos de los pistoleros se apaciguaran, pero su intento fue inútil.
Según la Policía, después de las detonaciones, llegó al lugar Harold Antonio Fonseca Umaña, y éste, al ver a su hermano inerte sobre el suelo, se le lanzó encima de José Andrés para tajonearlo, pero el pistolero no dudó en dispararle y logró impactarle un proyectil en el estómago, y luego se dio a la fuga, dejando a un hermano muerto y al otro herido de gravedad.
No obstante, José Andrés no corrió lejos, ya que fue capturado por la Policía en el hospital de Jinotepe, adonde llegó para que le atendieran las heridas de bala. A este mismo centro asistencial se trasladó Chávez Canales, mientras que Harold Antonio permanece en estado delicado en el Hospital “Roberto Calderón”, de Managua.