Sucesos

Una bala “para asustar” y una macheteada por respuesta

* Padre del primer agredido actuó con saña, al creer que éste había sido alcanzado por un disparo realizado por la víctima, a causa de una disputa por muchacha

Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN
Usar el revólver para intimidar a su contrincante, con apenas un disparo al aire, le costó a Roberto Martín Mendoza Gómez, de 32 años, tres profundas heridas de machete en la cabeza y otra en el antebrazo izquierdo, lesiones graves que lo tienen sumamente delicado y por las cuales fue remitido hacia el hospital de referencia nacional “Antonio Lenín Fonseca”.
La víctima, según las investigaciones policiales, fue atacada por atrás, presuntamente por Modesto Romero Rocha, de 45 años, en la comarca El Edén, veinte kilómetros al noreste del municipio de Rosita.
El hecho fue motivado por la conquista de una muchacha, a quien tanto Roberto Mendoza, el lesionado, como Gregorio Romero, de 26 años, hijo del victimario, pretendían. Al momento del percance el primero sacó un revólver del costado izquierdo y disparó hacia arriba con intención de asustar al rival, el que boca abajo se extendió en el suelo.
Cerca de la escena de la discordia se encontraba el progenitor del espantado contendiente, Modesto Romero, quien con un filoso machete en la mano derecha observó a su hijo en el suelo, al que lo creyó muerto por el disparo, y en venganza se acercó a Roberto, al que le propinó los tres machetazos en la cabeza y uno en el antebrazo, hasta que éste aflojó el arma y se desvaneció ensangrentado.
Al parecer, la intención del atacante era quitarle la vida a quien suponía se la había segado a su vástago, sin embargo, desistió de esa aterradora acción, al comprobar que su hijo vive y que éste sólo estaba asustado en el suelo.
El señalado autor dejó a la víctima quejándose en un charco de su propia sangre y aún no ha sido capturado para que responda por el delito de lesiones graves.