Sucesos

Sucesos departamentales


¿Viciosos o simples rateros?
Máximo Rugama / ESTELÍ
A la orden del Ministerio Público pasó la Policía a José Antonio Rivera Maradiaga, de 30 años; a Saúl Omar Garay Calderón, de 23; y a Cristian Ramón Zamora, de 27 años; luego que sustrajeran dos cajas de tabacos (puros) para la exportación, valoradas en más de doscientos dólares. Los sospechosos sustrajeron los tabacos de una fábrica que está ubicada del portón principal de la Cruz Roja esteliana, una cuadra al norte. La Policía no precisó si estos tipos son simples fumadores que querían darse un placer más caro o si su objetivo era vender posteriormente el producto al mejor postor.
Cuantiosas pérdidas en incendio forestal
Máximo Rugama / ESTELÍ
Un incendio forestal ocurrido en el sector conocido como El Pino, en la jurisdicción del municipio esteliano de San Juan de Limay, dejó pérdidas cuantiosas que superan los cien mil córdobas. Jorge Briones, un productor de la zona, advirtió que fueron personas desconocidas las que provocaron un incendio en un potrero de su propiedad, donde el fuego avanzó hasta las fincas de Julio Valenzuela, Leonel Hernández, Eduardo Hernández y Ramón Olivas.
Roba paga de hot dog
Máximo Rugama / ESTELÍ
Las autoridades policiales pusieron a la orden del Ministerio Público a Marcos Antonio Rivera Otero, de 28 años, luego que cometiera un robo con violencia en perjuicio de dos jóvenes estelianos. Rivera Otero, según la Policía, arrebató al joven Yelsin Giovany Picado una cadena de oro, valorada en más de cuatrocientos córdobas, pero minutos antes había despojado de veinte córdobas al ciudadano Richard Josué López Florián, en el momento que pagaba una orden de hot dog, en un negocio ubicado contiguo a la estación gasolinera Shell Estelí. Este caso fue remitido a las autoridades competentes.
Entre cortocircuitos y siniestros
Máximo Rugama / ESTELÍ
Varias emergencias registradas por diferentes hechos, entre éstos cinco combustiones y un cortocircuito, atendieron durante las últimas horas los miembros de la Dirección General de Bomberos en diferentes sectores de este municipio. Una combustión ocurrió, según el subteniente Omar Cruz Mairena, jefe de turno de la Dirección de Bomberos, en el sector conocido como Santa Elena, en la entrada sur de esta ciudad, donde el fuego redujo a cenizas la maleza, pasto seco y matorrales que había en un predio de más de dos manzanas de terreno. El área afectada es propiedad de la señora Norvis García, informó Cruz Mairena. Mientras que en terrenos baldíos, ubicados en los barrios “Jaime Úbeda”, “José Benito Escobar” y “El Centenario”, los bomberos también reportan una serie de combustiones, por lo general provocadas por antisociales y viciosos que a la vez que se drogan lanzan colillas de cigarro al suelo. El subteniente Cruz Mairena, de igual forma, señaló que en la casa de la señora Silvia Lanzas, ubicada en el barrio “Igor Úbeda”, también atendieron una emergencia al ocurrir un cortocircuito en los cables que conducen energía eléctrica al interior, lo que puso en peligro a la estructura y a sus habitantes.
Fuego por descuido de propietarios
Máximo Rugama / ESTELÍ
Al menos cuatro incendios pequeños y principios de incendio reportaron los miembros de la Dirección General de Bomberos del departamento de Estelí. Un principio de incendio fue reportado en el barrio Santo Domingo, ubicado en la zona sureste de la ciudad de Estelí, en la casa de la señora Silvia Graciela Martínez, donde las llamas le afectaron parte de su inmueble causando pérdidas por más de quinientos córdobas. Los especialistas de la Dirección General de Bomberos dijeron que el principio de incendio ocurrió debido al descuido de los moradores. Mientras que pérdidas por más de dos mil quinientos dólares provocó otro incendio pequeño al señor José Francisco Rodríguez, ya que las llamas le afectaron el sistema eléctrico de su vehículo. El lamentable hecho ocurrió en el barrio “Orlando Ochoa”, de esta ciudad. Según los peritos bomberiles, el hecho ocurrió debido a una negligencia, porque el automóvil, que presta el servicio de taxi, no había sido sometido a una revisión constante.