Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Padres torturadores ante el juez
Pese a que él mismo los denunció, Franklin López presentó ante las autoridades de la Comisaría de la Mujer del Distrito Seis un trámite de mediación previo donde prácticamente pide que liberen al señor Freddy Gutiérrez, a quien denunció por maltrato físico y psicológico en perjuicio de sus tres hermanitos menores, porque la Policía también se llevó presa a su madre, Maribel González. En el documento, López, hijo mayor de doña Maribel, pide que Freddy Gutiérrez abandone el hogar para evitar agresiones futuras y un delito más grave, y para evitar daños a la integridad física y moral de su madre y sus hermanos menores. Asimismo, López pide a su madre que cambie de actitud y se abstenga de maltratar a sus hermanos R.H.G., E.H.G., y G.H.G.; por su parte, él se comprometió a ayudar económicamente con los alimentos de los niños quincenalmente. En el mismo papel, el hijo mayor de doña Maribel nombra como abogado defensor de la misma a David Acevedo Maltez para dejar sentado en escritura pública la mediación que no fue tomada en cuenta por la Fiscalía, dado que los delitos denunciados no son menos graves sino graves, por lo que ayer mismo el Ministerio Público los acusó en el Juzgado Tercero Penal de Audiencias por lesiones psicológicas y físicas. La versión de los vecinos de doña Maribel y la abuela de los menores es que la madre se desquitaba con los niños los maltratos que le daba el marido.
A juicio por “matrimonio de mentira”
José Neftaly Ulloa, de 36 años, tiene un mes y medio aproximadamente para pensar en Karen Nohemí Roblero, de 21 años, pero no precisamente porque la quiera o la ame, sino porque la juez Cuarto Penal de Audiencias, Marta Martínez, lo remitió a juicio oral por la supuesta autoría de matrimonio ilegal, delito en el que habría incurrido al casarse con ella el 18 de enero de 2006 mediante los oficios notariales del abogado Nerys Espinoza, quien no estaba autorizado para casar, lo que automáticamente anula la unión. El juicio está programado para el 25 de mayo, pero para mientras llega esa fecha el imputado permanecerá con retención migratoria. Durante la audiencia inicial con carácter de preliminar celebrada este jueves, la juez le sugirió al acusado hacerse cargo de los alimentos de la niña que procreó con Karen Nohemí porque ésta no tiene la culpa de nada. Valga decir que lo concerniente a la pensión alimenticia se está ventilando en el Juzgado Cuarto Local Civil de Managua, donde las partes ya fueron convocadas al trámite de mediación de ley.
Carta comprometedora
A juicio oral fue remitido José Luis Alfaro por la presunta autoría del delito de violación en perjuicio de una jovencita de 14 años habitante de Chiquilistagua, a quien presuntamente se le metió al cuarto por la ventana de la casa, le habría dicho que le demostrara que lo quería; como ésta se negó a sostener relaciones sexuales, le dio un golpe a mano abierta en el rostro, luego la lanzó a la cama, le desnudó a la fuerza, le succionó los pechos y presuntamente consumó el delito hasta llegar al clímax. El juicio, según revela el acta del expediente 59-07, está programado para el 30 de abril. Mientras llega esa fecha, el imputado estará bajo arresto domiciliar. Entre las pruebas que la Fiscalía presentó para ir a juicio oral está una carta de amor en la que el acusado le dice a la jovencita que la quiere, “y si nos separan nunca te voy a olvidar”. El delito ocurrió el 29 de marzo del año pasado, pero no fue sino hasta que la madre de la joven encontró la carta comprometedora que “puso en confesión” a la menor, quien reveló todo y el sospechoso fue denunciado el primero de febrero de 2007, luego apresado y remitido ante la juez, quien primero rechazó la acusación porque a su juicio no era clara y más bien parecía una historia de Romeo y Julieta, pero la Fiscalía volvió a presentarla.