Sucesos

Esputo de asesino frustrado se fue a EU


Lizbeth García

El 27 de abril de este año, los miembros de un jurado de conciencia decidirán si Freddy Tamir Centeno, de 43 años, es culpable o no de la autoría de los delitos de asesinato frustrado y violación en perjuicio de una salvadoreña que vive en Estados Unidos.
Ayer, el juez Quinto Penal de Audiencias, Julio Arias, admitió todas las pruebas que presentó la fiscal Odett Leytón y elevó la causa a juicio, pese a que la defensa, Alberto Dávila, promovió una excepción por extinción de la acción penal argumentando que los hechos no constituyen asesinato frustrado sino un homicidio, y para este delito sí operan los cinco años para decretar la prescripción de la causa. Sin embargo, el juez decidió remitir la causa a juicio antes de resolver la excepción este 20 de marzo, mientras tanto el acusado esperara esta audiencia especial y el juicio preso.
Durante la audiencia la defensa anunció que hará uso de todos los recursos de ley para denunciar lo que considera una violación de los derechos humanos de su defendido, a quien le tomaron una muestra de esputo con miras a practicarle a la misma el examen de ADN y compararlo con el de las muestras de fluidos que fueron encontrados en la vagina de la víctima. Dos detectives del Departamento de Policía de Los Ángeles se llevaron las muestras al Laboratorio de Criminalística de la Universidad de Los Ángeles (UCLA por sus siglas en inglés).