Sucesos

Macheteado por cuatro ebrios


Róger Olivas

CHINANDEGA
Nada presagiaba que la desgracia “aguardaba” al campesino Isidro Leonel Granados Gómez, de 60 años, quien se tomó sus buenos “farolazos” de licor y bailó a lo grande en una fiesta en la comarca La Bolsa, pero cuando se aburrió decidió regresar a su vivienda.
El labriego recuerda que iba “bien relajado”, directo a la cama, cuando fue sorprendido por cuatro hombres, todos en completo estado de ebriedad, quienes sin razón aparente le propinaron un machetazo en el brazo izquierdo, otro en la cabeza y un tercero en el codo del brazo derecho.
El herido, que se recupera en la Sala de Ortopedia del Hospital España, de Chinandega, dijo que el ataque a machetazos ocurrió a las nueve de la noche del domingo último, y aún debilitado caminó bañado en sangre hasta la casa de su patrón, Róger Laguna, y aparentemente se desmayó, hasta que recobró el sentido, a las seis de la mañana del lunes, tras ser atendido por médicos de turno del centro asistencial. El lesionado dijo que no identificó a los victimarios, pero cree que son originarios de la vecina comarca de San Benito. Agregó que no interpondrá denuncia ante la Policía de Chinandega debido a que desconoce por qué lo machetearon.