Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Otra “oveja” mancillada en horario de oficina
La Policía de Ciudad Sandino confirmó que esta semana capturó y puso a la orden de la juez Sexto Penal de Audiencias, a Gustavo Adolfo Bone, quien era pastor de una iglesia evangélica y supuestamente abusaba, de lunes a viernes en el Centro de Restauración Familiar, de una menor de 14 años que “llegó a sus manos” porque necesitaba apoyo sicológico y espiritual, dado que anteriormente había sido abusada por su padrastro. Las autoridades confirmaron que el hecho se hizo público porque la joven mancillada desde febrero de 2005 dio a luz el 14 de marzo de 2006 a un bebé producto de la violación. Aunque no hubo acceso al expediente judicial, se conoció que el imputado está preso y esperando juicio el 18 de abril.

Violencia policial a juicio
El policía patrullero del Distrito Tres Saúl Gerzon Medrano, enfrentará juicio oral y público por la supuesta autoría de los delitos de robo con violencia, abuso de autoridad y lesiones, porque el nueve de octubre de 2006, en la Colonia “Máximo Jerez”, requisó al ciudadano Roberto Rocha Pérez, de 24 años, y supuestamente “aprovechó la ocasión” para reventarle la boca, darle un golpe en la cabeza con la cacha de la pistola, propinarle puntapiés en el abdomen y costados, y robarle 4,600 córdobas, según la Fiscalía que acreditará su dicho el 17 de abril en el juicio con seis testigos, un dictamen médico y otras pruebas. El imputado está bajo medidas alternas a la prisión, pero no bajo arresto domiciliar porque tiene un hijo enfermo al que debe asistir con medicinas. Durante la audiencia inicial, la defensa pidió que le sacaran sangre al acusador para probar que supuestamente el día de los hechos éste estaba bajo los efectos de sustancias prohibidas, pero la juez Sexto Penal de Audiencias no dio lugar a la solicitud porque no fue bien fundamentada, y porque además los delitos acusados nada tienen que ver con las pruebas que generalmente se usan en delitos de orden sexual.

Audiencia para asaltante de taxista
El cadete Jorge Ramiro García, de 35 años, no se salvó de ser asaltado por Dostyn Juan Vado Peña o Dustyn Want Vado, de 29 años, pero tiene el consuelo de saber que está preso y enjuiciado en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias por robo con intimidación, daños y lesiones. La audiencia inicial será hoy viernes y en ella la Fiscalía deberá presentar las pruebas para acreditar que el 26 de febrero el acusado y otro desconocido le hicieron parada al taxista en la madrugada, para que los llevara de Villa Venezuela a Villa Flor Sur, pero no habían avanzado ni media cuadra cuando supuestamente Vado le arrebató el timón a García con una mano, mientras con la otra le dio varios puñetazos en la cara para obligarlo a entregar los 360 “pesitos” que andaba. En ese momento el desconocido que iba en el asiento de atrás sacó un machete, pero el obrero del volante logró lanzarse del vehículo para huir y evitar ser macheteado, pero fue perseguido por Vado en el carro y por el armado a pie. Sin embargo, el taxista recibió ayuda de otro obrero del volante para dar persecución a los ladrones, que se fueron a estrellar en el muro de la casa de Alma Celeste Martínez, en Villa Venezuela, provocando daños por el orden de los 2,482 córdobas. El taxi que conducía el cadete también sufrió daños por el orden de los mil 500 dólares. La audiencia inicial de este juicio es hoy viernes y ahí se sabrá si el acusado va a juicio o no y si tiene o no antecedentes. Supuestamente fue expulsado de Estados Unidos por mal récord.