Sucesos

Asesinado delante de su familia

* Hombre intentó defender a los suyos y sus bienes de los intrusos que entraron a su casa * Policía intercambió disparos con delincuentes y logró la captura de uno

José María Centeno

EL RAMA
Defendiendo su vida, su familia y su casa, un hombre enfrentó a balazos a los intrusos que irrumpieron en su hogar, pero perdió la vida en el intento, a las ocho de la noche del siete de marzo.
El crimen ocurrió cuando los miembros de la familia todavía no se habían acostado, pero todo era tranquilidad. El momento fue interrumpido por sujetos armados de fusiles AK, escopetas y pistolas, que llegaron encapuchados y golpearon fuerte e insistentemente las puertas y ventanas de la vivienda de Juan Carlos Narváez Castillo, de 32 años.
Los delincuentes expresaron que buscaban a Jesús Jarquín Orozco, de quien se desconoce dónde reside o qué hace, y como no se les abrió la puerta, rompieron una ventana y penetraron.
Al verse en peligro, Juan Carlos Narváez Castillo, armado de un revólver calibre 38, disparó a matar a los delincuentes, pero en el intercambio de balas dentro de la casa resultó herido y murió.

El detenido
Los asesinos, al ver caer a su víctima huyeron, pero efectivos de la Policía Nacional acantonados en el puesto de la Colonia La Unión les dieron persecución y se dio un intercambio de disparos que dejó como resultado la captura de un sujeto que se identificó como Isabel López López, de 24 años.
El sospechoso portaba una escopeta calibre 12 y fue capturado después de recibir un disparo en la pierna derecha, por lo que fue trasladado al Hospital de Nueva Guinea, pero por su estado delicado fue remitido bajo custodia policial hasta el Hospital Asunción, de la ciudad de Juigalpa, Chontales, donde se recupera.
Este individuo, una vez que se restaure, tendrá que responder ante el Ministerio Público por el delito de asesinato y otros cargos que estime la Fiscalía. Mientras tanto, la Policía Nacional está tras las pistas de los demás integrantes de la banda que llegó expresamente a asesinar a Narváez, dijo el comisionado Oswaldo Pérez Woo, jefe de Investigaciones Criminales de la Policía Nacional de Zelaya Central.
Los familiares del hoy occiso, con todo el dolor en sus corazones, velaron y sepultaron a su ser querido. Éste es el segundo hecho sangriento en una zona donde semanalmente se registran al menos dos crímenes.