Sucesos

Fuego arrasa con dos negocios en Corinto


Róger Olivas

CORINTO, CHINANDEGA
Presuntamente un cortocircuito provocó el incendio que convirtió en cenizas dos grandes establecimientos comerciales cerca del parque central de este municipio portuario.
El siniestro se registró a la una de la madrugada de este martes y dejó miles de dólares en pérdidas en la Distribuidora San Martín, cuya propietaria es Cristina Auxiliadora Ramírez Herrera, y en la pulpería propiedad de Karla Leticia Villarreal Arana, quien al momento del siniestro estaba acompañada de su hijita, Sara Ruiz, pero milagrosamente salieron ilesas.
Ramírez Herrera dijo que las pérdidas en electrodomésticos, abarrotes, enseres domésticos, calzado, librería, plásticos, entre otros productos, ascienden a más de 500 mil córdobas, todo producto de diez años de trabajo.
Relató a EL NUEVO DIARIO que a las siete de la noche del martes se registró el cortocircuito en un transformador ubicado cerca del negocio, y llamaron a los bomberos, los cuales quedaron plantados debido a la ausencia de operarios de Unión Fenosa.
Aunque se mostró abatida dijo que tiene confianza en Dios, y reactivará su negocio, el cual está asegurado ante siniestros. “Una muchacha casi muere calcinada, quiso abrir la llave para sacar agua, y lamentablemente en el puerto nunca hay”, afirmó.
Por su lado, José Constantino Arana, quien rentaba el inmueble donde funcionaba la pulpería de Karla, responsabilizó a Unión Fenosa de la ineficiencia para atender el cortocircuito que dejó un poste en llamas.
Felicitó a miembros de la Dirección General de Bomberos de Corinto y a un grupo de bomberos federados de Chinandega, los cuales sofocaron heroicamente el siniestro que duro más de una hora, y que en la pulpería dejó 40 mil dólares en pérdidas.
“En cuestión de segundos todo se perdió, gracias a Dios no hubo víctimas humanas, dormíamos cuando escuchamos detonaciones”, relató Oscar Altamirano, vecino de la pulpería.